Buenos Aires

El policía herido por los prófugos en Ranchos sigue grave y piden cadenas de oraciones

Según el parte médico, tiene múltiples lesiones y 'continua con asistencia respiratoria mecánica presentando falla multiorgánica con parámetros vitales más estables'.
viernes, 01 de enero de 2016 13:19
viernes, 01 de enero de 2016 13:19

Cumplía su labor y sólo indicó con su linterna que el vehículo tenía que bajar la velocidad. Sin embargo, la camioneta se paró metros más adelante, dos personas bajaron y abrieron fuego a sangre fría. Quienes iban en el vehículo eran los hermanos Martín y Cristian Lanatta y Víctor Schillaci que avanzaban en su cuarto día de fuga. Fue sobre la localidad bonaerense de Ranchos y las víctimas de las balas fueron los agentes de la policía bonaerense Fernando Pengsawath y Angelina Yudati. 

Este viernes, desde el Centro Médico Fitz Roy, de la Capital Federal, donde están internados se emitió un parte médico en el que se informó el estado de salud de ambos. Los dos están en estado reservado sin embargo, el caso del agente de 22 años, Pengsawath, es el que está más grave.

Según el parte médico, tiene múltiples lesiones y "continua con asistencia respiratoria mecánica presentando falla multiorgánica con parámetros vitales más estables".

Según publicó Crónica, fue ingresado en el hospital de Chascomús, donde fue operado de urgencia y luego fue trasladado en helicóptero al Centro Médico Fitz Roy, de la Capital Federal, nosocomio que se adapta más debido a la gravedad de su cuadro. El joven tiene órganos comprometidos y su estado es delicadísimo, a tal punto que está en terapia intensiva y según confiaron el hombre "se debate entre la vida y la muerte".

En tanto, otra policía, Angelina Yudati, de 33 años, sufrió dos impactos de bala, uno en el pie derecho y otro en el tobillo izquierdo, siendo esta última la pierna más complicada ya que tiene que ser reconstruida y corre serio riesgo de perderla.


 

Comentarios