Investigación

Científico argentino diseñó el primer traje espacial para que el hombre llegue a Marte

La Asociación Argentina de Tecnología Espacial (AATE) informó que el traje del argentino pasó todas las 'exigentes pruebas con un resultado exitoso'.
viernes, 01 de enero de 2016 15:31
viernes, 01 de enero de 2016 15:31

El proceso de pruebas del traje fue calificado como "exitoso" por la Asociación Argentina de Tecnología Espacial (AATE), según difundió en un comunicado.

El prototipo, diseñado por De León y su equipo con un subsidio de la Agencia Espacial de los Estados Unidos (NASA), fue probado con anterioridad en diferentes condiciones de ambiente en el suroeste de Estados Unidos, Australia y en la Base Antártica Marambio.

El jefe de Ciencia y Tecnología de la División de Proyectos del Centro Kennedy, Jack Fox, manifestó su satisfacción por recibir al equipo NDX-1: "Nuestro laboratorio es una instalación única en su tipo y estamos contentos de trabajar con un equipo de avanzada en esta tecnología que a la larga podrá beneficiar a la NASA y los futuros exploradores de Marte", sostuvo.

Durante esta semana los investigadores llegaron a Florida para experimentar en el Laboratorio de Regolito Lunar Simulado, una cámara especial que permite realizar pruebas en condiciones similares a las de otros planetas.

Este laboratorio posee un suelo con la misma textura del polvo lunar y soporta perfectamente la comparación con los materiales que existen en suelo marciano, razón por la cual se utilizó el NDX-1 para manipular herramientas utilizadas en los vuelos a la Luna y se analizó su posible aplicación en Marte, informó la AATE en un comunicado.

Debido al uso de materiales modernos y ligeros, el traje está destinado a ser una máquina autónoma que podría proteger a los astronautas de la fría atmósfera marciana y de las tormentas de polvo existentes en el planeta.

El investigador argentino aclaró que cuando a su diseño se le dice "traje, se reduce la importancia del sistema tan complejo" que representa, y explicó que "un traje espacial es en realidad una nave espacial en miniatura, ya que debe contener los mismos sistemas que una nave, sumando movilidad y comodidad para el astronauta”.

Las pruebas en el Centro Espacial Kennedy compararán al NDX-1 con un segundo prototipo, cuyas características lo convierten en un modelo más pesado y con una movilidad diferente, pero que ofrece un tipo distinto de protección.

En este sentido, los ingenieros trabajarán en estas diferencias en los diseños, analizando la movilidad, el desplazamiento y la comodidad de los astronautas a la hora de llevar adelante las diferentes tareas.

"El diseño de un traje espacial es algo que lleva su tiempo", especificó de León, y añadió que "normalmente se necesitan dos o tres años para pasar de concepto preliminar a un prototipo de traje espacial en prueba preliminar".

Asimismo, el ingeniero argentino señaló que las "pruebas nunca terminan", y que "hasta que sea el momento de congelar el diseño y viajar a Marte" seguirán avanzando en su desarrollo.

Fuente: Télam

Comentarios