Trabajo

Techint suspendió a 3 mil trabajadores por la crisis petrolera

La medida fue producto de la caída en el precio internacional. Los empleados pertenecían a la planta de Campana y representaban dos tercios de su dotación.
domingo, 2 de agosto de 2015 21:42
domingo, 2 de agosto de 2015 21:42
La baja en la cotización del petróleo, con un barril de crudo que rompió el piso de los 50 dólares, empezó a impactar en la Argentina donde Siderca, una empresa del grupo Techint, suspendió a 3.300 operarios en turnos rotativos en la planta de Campana.

El personal afectado representa el 66 por ciento de los 5.000 empleados que trabajan en el establecimiento de esa localidad bonaerense de Campana, y la medida, que incluye la suspensión de horas extra, se extenderá al menos hasta octubre.

El descenso en la cotización internacional del petróleo -cayó 21% sólo en enero- afectó al principal mercado de Techint: la venta al mundo de tubos sin costura para la industria energética, en especial a Estados Unidos y Canadá.

Los operarios suspendidos perciben el 85% de su salario básico tras un convenio suscripto entre la compañía y la UOM, pero el impacto es mayor porque se cancelaron las horas extra.

La decisión se adoptó debido a que la planta de Campana funciona al 30% de su capacidad.

Fuentes de la industria petrolera indicaron que ese nivel de operaciones es uno de los más bajos de la historia de Siderca, que no sólo adoptó esta decisión, sino que tampoco renovó contratos y abrió un programa de retiros voluntarios.

Los proveedores de la compañía siderúrgica también se ven afectados, porque Siderca optó por reemplazar servicios de terceros con personal propio.

El principal impacto por la caída del barril de crudo a nivel internacional se produjo porque la planta de Campana vende al mundo el 70% de su producción.

No es el único problema que afecta a Techint: la industria del acero viene denunciando que China practica competencia desleal al vender tubos sin costura a menor importe del que debería (dumping), para morder mayores porciones del mercado.

El 45% de las ventas de Tenaris unos US$ 10.000 millones anuales provienen de un mercado norteamericano que también sufre el impacto de la caída del petróleo.

El mercado petrolero en la Argentina está distorsionado a partir de la intervención oficial, como ocurre con la mayoría de los sectores de la economía, y esto hace que aquí se pague 50% más por el barril de crudo y los consumidores no pueden verse beneficiados por la rebaja internacional.

Tras negociar con el gobierno, las empresas se comprometieron a pagar U$S 77 por barril de crudo con el fin de mantener el empleo, en lo que constituye un subsidio de los consumidores a la industria.

Fuente: Terra.

Comentarios