Buenos Aires

“No la van a pasar nada bien”, la amenaza a dos fiscales

El mensaje estaba escrito en un papel puesto en el parabrisas del auto. Un empleado suyo corroboró el mensaje, escrito en computadora, para él y su colega, que en ese momento estaba en una de las audiencias del juicio.
viernes, 19 de junio de 2015 11:19
viernes, 19 de junio de 2015 11:19
"Amad, mal momento elegiste para volver. Vos y tu amigo Carniel no la van a pasar nada bien. Los estamos observando, escuchando, sabemos todo, ojo, zurdos de porquería”. Otra vez una amenaza en medio de la investigación por "Carbón Blanco”, el contrabando de mil kilos de cocaína a Europa en 2012 por el que cinco integrantes de la banda están siendo juzgados en Resistencia, Chaco. Primero fue la jueza federal de Presidencia Roque Sáenz Peña, Zunilda Niremperger, a quien el supuesto líder de la organización, el abogado Carlos Salvatore, le dijo a su esposa que la mandaría a matar. Y ahora fue el turno de los fiscales generales de la causa, Carlos Amad y Federico Carniel.

El martes al mediodía, Amad salió de su fiscalía a la vereda. Cuando llegó a su auto, vio que en el parabrisas le habían dejado un papel. Un empleado suyo corroboró el mensaje, escrito en computadora, para él y su colega, que en ese momento estaba en una de las audiencias del juicio.

Lo primero que hicieron ambos fue presentar una denuncia ante la Fiscalía Federal de primera instancia. Ahora cuentan con una custodia especial que también incluye a sus familiares.

"Mi preocupación pasa por la familia, a nosotros nos pagan para correr riesgos y esta es una causa muy complicada”, le dijo a Clarín anoche el fiscal Carniel, quien vinculó el episodio a su trabajo ya que "hay muchas investigaciones” donde se tocan intereses poderosos, pero admitió que le llama la atención "el momento” en el que ocurrió, en medio del juicio por "Carbón Blanco”. Este proceso "va a terminar y el río volverá a su cauce normal”, vaticinó.

La procuradora general de la Nación, Alejandra Gils Carbó, expresó su "categórico repudio a las amenazas sufridas” por los fiscales Amad y Carniel.

Ayer declararon empleados aduaneros y testigos del momento en el que se abrió el contenedor, en el Puerto de Buenos Aires, donde se descubrió la cocaína en bolsas de carbón vegetal. Hoy será el turno de dos testigos propuestos por la defensa: un amigo de Salvatore y el director de la Aduana de Barranqueras, Mario Figueroa.

El abogado, preso en Ezeiza, no está presente en las audiencias porque alegó tener problemas de salud. "Yo los voy a sacar, después la mato a ella, pero primero los saco a ustedes (...) No me importa, no me importa, yo pago este homicidio, lo pago a este homicidio, pero ella se muere”, le había dicho Salvatore a su mujer cuando amenazó a la jueza Niremperger.

Otro de los supuestos integrantes esta banda, Patricio Gorosito, declaró que era "testaferro” del fallecido presidente de la AFA, Julio Humberto Grondona, a través del club que encabezaba, Real Arroyo Seco. Los restantes tres imputados son Juan Carlos Pérez Parga, Rubén Félix Esquivel y Héctor Roberto.

Comentarios