Mendoza

En el agasajo de la Vendimia, Mauricio Macri se llevó todos los aplausos

A pesar de no tener ningún lugar en los discursos oficiales, Mauricio Macri se convirtió en la estrella absoluta del Agasajo de la Vendimia, que se realizó esta vez en la bodega Crotta de Palmira, en San Martín.
sábado, 7 de marzo de 2015 18:56
sábado, 7 de marzo de 2015 18:56
A pesar de no tener ningún lugar en los discursos oficiales, Mauricio Macri se convirtió en la estrella absoluta del Agasajo de la Vendimia, que se realizó esta vez en la bodega Crotta de Palmira, en San Martín.

Cerca de las 15 llegó a la calurosa carpa de Crotta, a la que asistieron unas mil personas, en medio de una batahola de fotográfos y medios periodísticos, acompañado por su esposa Juliana Awada. Por el lado político estuvieron a su lado el candidato a gobernador del radicalismo, Alfredo Cornejo, su compañera de fórmula, Laura Montero; el senador nacional por la UCR Ernesto Sanz y varias figuras del PRO y el PD, entre ellas, Omar de Marchi.

El Gobierno le regaló el escenario a Macri y los radicales que están cerca suyo. Ni Francisco Pérez ni su vicegobernador Carlos Ciurca, y menos aún el candidato presidencial Saniel Scioli, dijeron presente en el Este. Pérez no fue a este evento por segundo año consecutivo.

El oficialismo prefirió quedarse en la Capital para sacarse la foto con Scioli después del Carrusel, cita a la que se sumaron los intendentes del PJ. Algunos volaron a Palmira poco después del flash, como es el caso del presidente de la Cámara de Diputados, Jorge Tanús, el intendente de San Martín Jorge Giménez y el ministro de Agroindustria, Marcelo Costa, quienes sí estuvieron presentes en bodega Crotta.

Macri aprovechó la cancha y alimentó a una audiencia proclive a escucharlo. "Estoy preocupado igual que los pequeños y medianos productores, el gobierno ha prometido y no ha cumplido. Los mendocinos no pueden llegar al mercado mundial, pero a partir de diciembre vamos a trabajar codo a codo con las economías regionales", expresó Macri en su primer contacto con los medios.

Relajado en la vestimenta, con una camisa de jean suelta sobre un pantalón claro, fue ácido con el kirchnerismo un rato más tarde. "Uno de cada 100 países tienen problemas con la inflación, hay que ser muy malo para eso y este gobierno lo logró. Ser parte de los 99 no debe ser tan difícil", dijo en una de las ruedas de prensa.

La presencia de los radicales "macristas" recibió su premio en boca del jefe de gobierno porteño. En especial Ernesto Sanz, a quien Macri elogió, pero sobre quien tuvo declaraciones que podrían tomarse como enigmáticas.

Macri dijo sobre el legislador nacional de la UCR que "va a competir conmigo en las PASO", con lo que en principio descartó que pueda decantar como su candidato a vicepresidente.

Sin embargo, por otro lado, el líder del PRO señaló: "Llegaremos juntos a crear el mejo equipo de los últimos 50 años". Y destacó que hay opiniones coincidentes en temas como la situación de la Justicia: "Las instituciones se recuperan trabajando con gente seria como Ernesto, con quien cojncidimos en lo que hay que hacer. Si no construimos las instituciones, nada nos va a alcanzar".

Estas declaraciones dejaron en el aire la posibilidad de que Sanz se integre con el jefe de gobierno porteño en un modo distinto al que hasta ahora se ha pensado.

Cornejo fue el otro gran acompañante político de Macri. El candidato a gobernador de la UCR destacó que Macri genera confianza en muchos dirigentes radicales, en especial del interior de la provincia. Sin embargo, Cornejo no se privó en las actividades de la mañana de mostrarse junto al otro presidenciable extra partidario que apoya su frente opositor: Sergio Massa.

Fuente: MDZol

Comentarios

Otras Noticias