Entrevista

Para Lagomarsino, "Nisman le tenía miedo a los fanáticos"

El colaborador del fiscal habló con el periódico británico The Guardian y acusó al Gobierno de "aprovecharse" de su silencio.
domingo, 1 de febrero de 2015 12:00
domingo, 1 de febrero de 2015 12:00
El periódico británico The Guardian publicó este sábado un extenso artículo sobre el caso del fallecido fiscal de la causa AMIA, Alberto Nisman, que incluye una entrevista con Diego Lagomarsino, el colaborador del fiscal que es señalado por el Gobierno como responsable de la muerte del fiscal.

En diálogo con el periódico inglés, Lagomarsino negó ser un espía y se defendió de las acusaciones lanzadas por la presidente Cristina Kirchner por cadena nacional argumentando que "se aprovecharon" de su silencio. "Yo era todo lo que tenían y se aprovecharon de mi silencio. Llegó un punto en el que empecé a sentir miedo. La gente está diciendo cosas de mí que no son ciertas", aseguró.

Además, insistió en que Nisman "no le tenía miedo a los terroristas. Le tenía miedo a los fanáticos que podrían atacar su auto con palos cuando él manejaba con sus hijas". The Guardian señaló que el técnico informático se refería a fanáticos del kirchnerismo.

"He decidido no mirar televisión, leer diarios o internet. Fue una forma de autoprotegerme", contó el colaborador del fiscal, al tiempo que dijo sentirse "mal" y "abrumado".

Sobre su trabajo junto a Nisman, por el cual trascendió que cobraba 40.000 pesos mensuales, explicó al diario que solía ir una vez a la semana o al mes a la fiscalía, o cuando el fiscal lo llamaba, siempre por cuestiones relacionadas con la seguridad informática de la red o de las copias de seguridad de la información.

En sus palabras, Nisman no parecía tener un comportamiento suicida, aunque se refirió a cambios de comportamiento. "Él podía estar tranquilo o enojado. Por ejemplo, cuando yo estaba arreglando algo en su casa, a veces se ponía furioso y después me llamaba más tarde para disculparse", declaró a The Guardian, al tiempo que lamentó haberle prestado el arma: "No sé cómo poner en palabras lo que siento. No sé si es culpa o una sensación de responsabilidad moral". Por último, lamentó no haber podido concurrir a los funerales del fiscal.

El abogado de Lagomarsino, Maximiliano Rusconi, dijo al periódico británico que la presidente Cristina Kirchner "mandó a todos los funcionarios oficiales y a periodistas amigos a presentar a Lagomarsino como un personaje muy oscuro". Según el letrado, el Gobierno apunta a transformarlo en sospechoso, y presentarlo como "un agente de inteligencia" como modo de "encubrir la muerte de Nisman".

 

Fuente: Infobae

Comentarios