Salud

Preocupa la caída del stock de sangre en los hospitales

El año pasado, el Plan Nacional de Sangre informó que sólo el 35% de la donación es voluntaria. El 65% restante es 'de reposición'. Con la nueva resolución del Ministerio de Salud de la Nación, la cantidad de donantes voluntarios bajó.
viernes, 04 de diciembre de 2015 00:00
viernes, 04 de diciembre de 2015 00:00
Si 1,5 millones de argentinos mayores de 18 años, en buen estado de salud, donáramos sangre dos veces por año, los hospitales no tendrían que salir a hacer colectas externas ni cruzar los dedos para que, cada verano, sus bancos de sangre no ingresen en zona de riesgo por la disminución de los donantes por las vacaciones.

Tampoco habría que preocuparse de que la escasez aumente por la reciente eliminación de la obligatoriedad que tenían los pacientes de presentar donantes. Sobre todo, sin haber garantizado una reserva suficiente de donantes voluntarios.

El año pasado, el Plan Nacional de Sangre informó que sólo el 35% de la donación es voluntaria. El 65% restante es "de reposición".

LA NACION pudo conocer que ya hay hospitales y sanatorios en los que se suspendieron cirugías por la disminución del stock de sangre y que hospitales como el Clínicas, Fernández, Piñero y Penna, que sólo solicitan unidades a los hemocentros en circunstancias excepcionales, esta semana pidieron grupos sanguíneos de los más comunes. Un indicador de que faltan donantes.

"Estamos en graves problemas en el sistema. Más de lo que se preveía con la nueva resolución del Ministerio de Salud de la Nación. La cantidad de donantes bajó y lo hizo de manera contundente", reconoció Gabriela Dabusti, titular de la Asociación Argentina de Hemoterapia e Inmunohematología (AAHI) ante la consulta de LA NACION.

Con 25 años de experiencia en la procuración de sangre y hemocomponentes, afirmó: "Reemplazar un sistema de donación por otro de un día para el otro no es posible sin consecuencias para los pacientes que necesitan ser transfundidos".

Ayer, el Ministerio de Salud porteño estaba relevando online la disponibilidad en sus hospitales. Cada semana, el sistema necesita 1800 unidades de hemocomponentes. "En este momento, estamos con la mitad, entre 800 y 900 unidades", precisó Noemí Lena, coordinadora de la Red de Medicina Transfusional de la Ciudad. "Cubrimos la demanda terapéutica, pero no con la tranquilidad de alcanzar los siete días", indicó.

Sobre la resolución ministerial, opinó que "no exigir donantes no puede interpretarse como no pedirlos porque eso hace que disminuyan aún más. En los 22 hospitales porteños con servicio de hemoterapia, cada cuatro minutos un paciente recibe un hemocomponente. Se necesitan 400 donantes por día para abastecer esa demanda", indicó Lena. Y agregó que para ayudar a reponer esta reducción del stock, "es importante que la población tome conciencia de la importancia de seguir donando sangre aunque no se lo pidan".

En la nueva resolución, las autoridades sanitarias aconsejan a los bancos de sangre "fomentar y realizar acciones para estimular a pacientes y/o familiares" a elegir donar sin presiones y periódicamente.

Comentarios