Salud

Le hicieron un by pass coronario y por teléfono le dijeron que se habían olvidado de sacarle un clamp

Un hombre se sometió a una intervención quirúrgica en un hospital de Córdoba y tres días después de recibir el alta, los médicos le llamaron para decirle el error. Ahora él no quiere operarse.
viernes, 04 de diciembre de 2015 13:34
viernes, 04 de diciembre de 2015 13:34

Sucedió en Córdoba, el 13 de noviembre pasado en el Hospital Privado y el hecho inmediatamente tomó estado público. Un hombre fue operado del corazón y luego se enteró, por teléfono, que no le habían sacado un "broche" prendido a una arteria.  

De acuerdo a lo publicado por La Voz del Interior, el mes pasado el hombre identificado como Pedro Britos fue intervenido y durante la cirugía cardíaca de by pass coronario, los médicos dejaron olvidado en el tórax del paciente un instrumento quirúrgico denominado clamp.

"Me llamó el mismo cirujano que me atendió y dijeron que ellos se habían equivocado. Me tienen que volver a operar para sacarlo”, contó Brito quien precisó que la llamada fue tres días después de haber sido dado de alta, y le informaron que en la cirugía habían dejado un broche de metal en su pecho.

"Yo psicológicamente no estoy en condiciones de operarme de nuevo”, adelantó Brito, al tiempo que informó que el clamp "se ve detrás del corazón cuando te hacen una placa... La opción que me dieron es dejar pasar un poco el tiempo para poder controlar si el broche se mueve, para ver dónde va y que no obstruya alguna arteria. Supuestamente está detrás de las paredes del corazón”.
 
El paciente anticipó a los medios su decisión de hacer una presentación ante la Justicia para recibir un resarcimiento por el error, que habría sido reconocido por los profesionales.
 
Un clamp es un instrumento quirúrgico de acero quirúrgico o ti­tanio que se utiliza para ocluir en forma temporaria un vaso sanguíneo. Su tamaño varía en función del vaso que se deba ocluir: más grande si se trata de la aorta, y pequeño si se usa en las coronarias, según explicó un experto consultado por este diario.

En esta situación las opciones para el paciente son dos: dejar el clamp en el tórax mientras esto no provoque perjuicios para su salud, o bien removerlo por medio de otra intervención quirúrgica.

 

Comentarios