Chaco

Capitanich: la muerte por desnutrición del niño qom "es un caso aislado"

El jefe de Gabinete de la Nación reconoció la muerte del pequeño Néstor pero que lo sucedido “no invalida lo mucho que se ha hecho” durante su mandato en esa provincia.
miércoles, 7 de enero de 2015 10:10
miércoles, 7 de enero de 2015 10:10
El jefe de Gabinete de la Nación, Jorge Capitanich, se despegó del caso del niño qom muerto por desnutrición en su provincia y aseguró que se trata de "un caso aislado”.

En su habitual rueda de prensa de las mañanas, el funcionario K y gobernador del Chaco en licencia, reconoció la muerte del pequeño Néstor pero que lo sucedido "no invalida lo mucho que se ha hecho” durante su mandato en esa provincia.

"Toda muerte produce un dolor inmenso en cada una de las personas y en quienes hemos tenido una responsabilidad directa en el ejercicio de gobierno. Se trata de un caso aislado y que a su vez es un hecho lamentable", dijo ante los periodistas.

El pequeño Néstor Femenía falleció ayer en un hospital de Resistencia luego de vivir un calvario marcado por la desnutrición y la tuberculosis murió Néstor Femenía.

Néstor tenía 7 años y pesaba solamente 20 kilogramos. En su acta de defunción, firmada por los médicos de guardia de la Unidad de Terapia Intensiva, figura "enfermedad” como la causa de la muerte.

"La muerte Néstor sintetiza y patentiza, con exactitud y objetividad, la profunda injusticia social instalada en la comunidad chaqueña", dijo el coordinador del Centro Nelson Mandela, Rolando Núñez.

"Repetimos que este fallecimiento nos interpela a todos y pone al descubierto como se gobierna en Chaco y en Argentina. Este fallecimiento responsabiliza a los dos gobiernos dado que el programa de lucha contra la tuberculosis es vertical, o sea que compromete al gobierno nacional y a cada gobierno provincial, en distintos tramos o eslabones. Es lo mismo que ocurre con el programa del Chagas", agregó.

La enfermedad del niño qom
Néstor estaba enfermo de tuberculosis y de desnutrición asociada a dicha enfermedad, que azota a las comunidades indígenas de El Impenetrable. Primero estuvo internado en el hospital de Bermejito y después fue derivado al hospital Güemes de J.J. Castelli.

Fue dado de alta para continuar el tratamiento en su casa. Pero las carencias edilicias, alimenticias y de higiene no contribuyeron al éxito de su recuperación y volvió a ser internado en el hospital de Bermejito.

El 19 de diciembre fue derivado al Hospital Pediátrico de Resistencia. El 30 de diciembre sufrió un paro cardíaco. El 3 de enero, su débil cuerpo colapsó y el 70 por ciento de sus órganos dejaron de funcionar. Por la tarde del mismo día, hizo el segundo paro cardíaco y los médicos informaron que la muerte era inminente.

Fuente: Los Andes

Comentarios