Muerte del Fiscal

Gendarmería Nacional custodia a Diego Lagomarsino, el hombre que entregó el arma a Nisman

La medida se adoptó a fin de “tenerlo a derecho” luego de “reiterados intentos por ubicarlo” en el domicilio que dio el lunes, cuando declaró voluntariamente ante la fiscal Vivivana Fein.
sábado, 24 de enero de 2015 08:30
sábado, 24 de enero de 2015 08:30
La jueza Palmaghini respondió al ofrecimiento que la Ministra de Seguridad, María Cecilia Rodríguez oportunamente le había realizado, y solicitó la custodia para Lagomarsino. Anteriormente, Palmaghini había prohibido la salida del país del colaborador del fiscal Nisman a fin de "tenerlo a derecho”, luego de "reiterados intentos por ubicarlo” en el domicilio que dio el lunes, cuando declaró voluntariamente ante la fiscal Viviana Fein.

La medida se adoptó a fin de "tenerlo a derecho” luego de "reiterados intentos por ubicarlo” en el domicilio que dio el lunes, cuando declaró voluntariamente ante la fiscal Vivivana Fein.

Un comunicado de la fiscalía a cargo de la investigación salió así al cruce de la versión extendida de que Lagomarsino se encontraba en un hotel protegido por fuerzas de seguridad bajo el régimen de testigos en riesgo.

La fiscalía aclaró que "la ministra de Seguridad de la Nación notificó que ninguna de las fuerzas federales tiene a su cargo medidas de protección de alguna índole” y que ”el jefe de la Policía Metropolitana confirmó que esa fuerza tampoco ordenó custodiar a Lagomarsino”.

Inmediatamente después, el secretario general de la Presidencia, Aníbal Fernández, dejó en claro que la ministra de Seguridad, María Cecilia Rodríguez, "ofreció las fuerzas federales para proteger a Lagomersino", pero "no obuvo respuesta", explicando que esa potestad corresponde a la justicia.

Minutos después de conocido el comunicado, Lagomarsino se puso en contacto con la fiscal que lleva adelante la investigación y se puso a disposición para ampliar su declaración, informaron fuentes judiciales.

"A los efectos de tenerlo a derecho, cualquiera sea su situación procesal, la fiscal solicitó y la jueza dispuso la restricción de salida del país de Lagomarsino, luego de reiterados intentos por ubicarlo”, dice el comunicado.

El lunes, horas después de hallarse el cuerpo del fiscal Alberto Nisman con un tiro en la cabeza en el baño de su casa, Lagomarsino se presentó voluntariamente ante la fiscalía y declaró que el el sábado le había prestado a Nisman una pistola calibe .22 similar a la que disparó la bala que lo mató.

Aseguró que el fiscal, con quien colaboraba en tareas informáticas en la Unidad Fiscal AMIA (UFI-AMIA), le había pedido el arma alegando razones de seguridad, lo cual desató sospechas luego de saberse que Nisman tenía dos armas registradas como legítimo usuario en el Renar.

En posteriores declaraciones periodísticas, dejó trascender que al llevarle la pistola Bersa hasta su departamento del piso 13 de la torre Le Parc de Puerto Madero, éste le comentó que el desplazado jefe de contrainteligencia de la ex SIDE Jaime Stiusso le había recomendado que se cuidara de su custodia e hiciera lo mismo con sus hijas.

Lagomarsino es un informático que no integra la planta de la fiscalía sino que tenía un contrato firmado directamente por Nisman por un monto elevado en relación a las remuneraciones de otros funcionarios del Ministerio Público Fiscal.

En el mismo comunicado repartido en la puerta de la fiscalía y difundido por el sitio de la Procuración, www.fiscales.gob.ar, para detallar "los avances de la causa”, se informó que se habían repetido los peritajes sobre el arma y el proyectil ya realizados poco después de su hallazgo.

"Se aguarda la finalización de un peritaje balístico donde se dispuso la toma de muestras a los efectos del cotejo de ADN, así como también si el proyectil extraído del cuerpo se corresponde con el arma calibre .22 hallada en el lugar”.

Fein dispuso además una serie de medidas de prueba "que se concretarán antes de finalizar la jornada” y que no fueron detalladas para”garantizar el éxito del procedimiento”.

También declaró hoy formalmente como testigo ante la titular de la Fiscalía Nacional en lo Criminal N°45, la jueza y ex esposa de Alberto Nisman, Sandra Arroyo Salgado, en una larga testimonial que llevaba más de cinco horas al difundirse el comunicado.

Ayer atestiguaron los secretarios de la UFI-AMIA; la madre de Alberto Nisman, Sara Garfunkel; la tía del fiscal, Lidia Garfunkel, y el doctor Héctor Di Salvo, perito del Cuerpo Médico Forense que participó en la autopsia.

Fuente: Telam

Comentarios