Alerta

Antrax: Un hombre murió en Santa Fe por comer carne con el virus

En Santa Fe se despertó el alarma sanitaria tras la muerte de un hombre de 43 años por comer carne contaminada con el virus de carbunco.
viernes, 05 de septiembre de 2014 11:42
viernes, 05 de septiembre de 2014 11:42
Un foco de carbunco -el virus también conocido como ántrax- despertó la alarma sanitaria en la Provincia de Santa Fe, luego de que las autoridades confirmaron que un hombre de 43 años murió contaminado en la localidad de San Jerónimo del Sauce.

La Agencia Santafesina de Seguridad Alimentaria (Assal), dependiente del Ministerio de Salud provincial, informó que el deceso se produjo en junio pasado, en el Hospital Cullen, y emitió un alerta al detectar casos de intoxicación al norte del distrito.

La Assal reconoció "la aparición de casos de carbunco en animales y personas ocurridos en el territorio santafesino", y advirtió que se trata de "una enfermedad contagiosa frecuente y mortífera en el ganado lanar, vacuno, cabrío y a veces en el caballar", y que es transmisible al hombre.

"El cuadro comienza con una violenta gastroenteritis, vómitos y deposiciones hemorrágicas", alertó ayer el ministro de Salud santafesino, Mario Drisun, quien aconsejó evitar la ingesta de alimentos que no provengan de establecimientos certificados y seguros.

De acuerdo a lo consignado por la autoridad sanitaria, se registraron alertas "sobre prácticas llevadas a cabo por personas que se dedican a la compra de animales enfermos, moribundos y muertos por distintas enfermedades para su posterior comercialización", siendo las ventas más comunes las de carne picada, chorizos y milanesas.

Además del carbunco, "existen otras enfermedades transmisibles de los animales al hombre como brucelosis y tuberculosis, algunas de ellas mortales, las que son difundidas a través de estas prácticas que atentan contra la salud pública y ponen en riesgo a la población".

El ministro Drisun señaló que "por suerte" el riesgo "está limitado solo a algunos lugares del norte de la provincia donde se han preparado alimentos fuera de los controles de los sistemas de sanidad animal".

En un trabajo conjunto con la Assal, el Ministerio Público de la Acusación desde 2013 libró órdenes de allanamiento en las localidades de Sastre, Gálvez, San Carlos Centro y San Jerónimo Norte, donde hallaron "elementos relacionados al tema que fueron puestos a disposición de la justicia para su evaluación".

De qué se trata
El carbunco, también conocido como ántrax, grano negro, fiebre esplénica, es una enfermedad contagiosa causada por el bacillus anthracis, una bacteria que puede encontrarse en animales enfermos o cadáveres de animales muertos por el proceso, y en suelos contaminados -en los cuales puede sobrevivir por más de cincuenta años- a partir de los excrementos y secreciones de los animales enfermos. Cuando la bacteria se expone al oxígeno del aire, forma esporas que son muy resistentes a los agentes físicos y químicos.

El ántrax adquirió conocimiento público a nivel mundial en 2001, cuando se usó en Estados Unidos como arma biológica durante la presidencia de George W. Bush. Las esporas de la bacteria llegaron a la población a través del correo, provocando 22 infecciones y 5 muertes. En un comienzo el hecho causó pánico porque se lo trató como un ataque terrorista, pero luego se confirmó que el autor era Bruce Ivins, un microbiólogo "desequilibrado" que se terminó suicidando en 2008.

Cómo impacta en el ser humano
La Assal informó que la severidad del carbunco en el hombre varía según el modo de contagio (gastrointestinal, cutáneo o respiratorio) y la velocidad del tratamiento. La cutánea se contrae por contacto con animales infectados o cadáveres, lana, cueros y pelos contaminados. En la parte expuesta de la piel aparece una lesión que evoluciona hacia la formación de una escara negra y deprimida. Si el paciente no es tratado, la infección puede progresar hasta producir septicemia y la muerte.

La forma pulmonar se contrae por inhalación de esporas de la bacterias. Al principio de la enfermedad, la sintomatología es leve y semejante a la de una infección común de las vías respiratorias superiores; de 3 a 5 días después, los síntomas respiratorios se agudizan con fiebre, shock y muerte.

Cuando el ántrax se introduce por vía gastrointestinal se debe a la ingestión de carne contaminada, proveniente de animales enfermos o de sus despojos, y se manifiesta por una violenta gastroenteritis con vómitos y deposiciones hemorrágicas. La letalidad puede llegar al 75%.

 

Fuente: Infobae

Comentarios