Repercusiones

Caso Grassi: Separaron al jefe de la cárcel de Campana

La decisión se tomó 'para garantizar la transparencia de la investigación' por la que se determinará cómo se desviaban donaciones de la Fundación Felices Los Niños a la unidad penitenciaria donde está el sacerdote.
lunes, 28 de julio de 2014 20:52
lunes, 28 de julio de 2014 20:52
La jefa del Servicio Penitenciario Bonaerense, Florencia Piermarini, apartó este lunes del cargo al responsable de la Unidad 41 de Campana donde está alojado el sacerdote Julio César Grassi, luego de las denuncias por desvío de donaciones hacia ese penal.

Voceros del Servicio Penitenciario confirmaron que la medida involucra el "apartamiento preventivo" de Raúl Garnica de la conducción de la Unidad 41 para "garantizar la transparencia de la investigación".

El lugar de Garnica será ocupado transitoriamente por el jefe del complejo penitenciario Campana hasta que sea designado el nuevo responsable de la unidad penal en la que se encuentra alojado el cura, condenado a 15 años de prisión por abuso sexual contra menores de edad bajo su guarda. 

La decisión del apartamiento de Garnica fue tomada por la jefa de los penitenciarios, quien esta mañana estuvo reunida con el gobernador Daniel Scioli cuando se resolvió la intervención de la Fundación Felices Los Niños.

Tras esa reunión Piermarini se dirigió junto a otros funcionarios a la sede de la fundación en el partido de Hurlingham y al hablar con los periodistas dijo que había solicitado informes al responsable de la Unidad de Campana en el marco de un sumario administrativo, prometiendo novedades en las próximas horas.

"Hoy hubo una entrevista con el director de la unidad de Campana y se le remarcó si había alguna constancia de este tipo de donaciones. Está en un proceso de sumario en Asuntos Internos del Ministerio de Justicia", dijo la jefa del Servicio Penitenciario Bonaerense al canal de noticias TN.

Piermarini afirmó: "Queremos remarcar que la Unidad 41 es de máxima seguridad, para condenados y procesados de Campana. Vamos a corroborar estos extremos para saber si existieron privilegios".

Cuando se le dijo que las imágenes habían retratado a Grassi con celular y computadoras, Piermarini afirmó: "Lo hemos visto, pero no quita que debamos investigarlo. Vamos a analizarlo con firmeza en la investigación, que será absolutamente exhaustiva y trasparente". 
 
Fuente: La Prensa

Comentarios