Causa Ciccone

Sin mencionar a Boudou, Cristina Kirchner le pegó duro a la Justicia con su discurso

La mandataria afirmó que el Poder Judicial “fue el que convalidó la doctrina de golpes de Estado en la Argentina'. Señaló que a Juan Domingo Perón 'lo acusaron hasta de estupro'.
martes, 01 de julio de 2014 18:11
martes, 01 de julio de 2014 18:11
Aunque sin hacer una referencia explícita al procesamiento del vicepresidente Amado Boudou por la causa Ciccone, la presidenta Cristina Fernández criticó duramente a la Justicia.

Durante un acto de homenaje a Juan Domingo Perón, la mandataria afirmó que el Poder Judicial "fue el que convalidó la doctrina de golpes de Estado en la Argentina" y recordó que al propio Perón "lo acusaron hasta de estupro".

"El Poder Judicial fue el que convalidó la doctrina de que los golpes de Estado eran válidos y legítimos en la Argentina. No fuimos los políticos, tan denostados, tan vilipendiados, tan denostados", expresó en un acto en la Casa de Gobierno.

Luego de anunciar el proyecto para instalar en la Plaza de la República de esta Ciudad dos esculturas en homenaje a los fallecidos ex presidentes Juan Domingo Perón e Hipólito Yrigoyen, la mandataria, afirmó que "el Poder Judicial fue el que convalidó la doctrina de los golpes de Estado en la Argentina".

"La Justicia fue el único poder que nunca sufrió un derrocamiento, esto es bueno recordarlo en todos los tiempos", criticó, para apuntar que "los que tenemos que revalidar los títulos cada dos o cuatro años somos la clase política".

"El único poder que se autogobierna y se autoelige, a partir de mecanismos que algún día deberán cambiar; no me tocará a mí, no le tocará al próximo, pero la historia es indetenible", vaticinó.

Por otra parte, advirtió que "hoy no voy a hablar de justicialismo ni de radicalismo, sino de peronismo e yrigoyenismo, le guste a quien le guste o no le guste", remarcó, en una ceremonia de recordación por los 40 años del fallecimiento de Juan Domingo Perón, en el que también se recordó la figura de Hipólito Yrigoyen.

Delante de numerosos funcionarios, la Presidenta recordó que "los dos grandes líderes fueron hostigados por los medios de comunicación" y por "la extranjería ideológica, de izquierda y de derecha" para concluir con que "cualquier semejanza con la realidad, es pura casualidad" en supuesta referencia al momento actual.

"Perón estuvo acusado hasta de estupro, de haber tenido relaciones sexuales con las chicas de la UES, de haberse robado todo, de tener cuentas en Suiza; pero de esos nombres (de quienes los acusaban) no se acuerda nadie, es la historia que sepulta a los mediocres y a los traidores a la Patria", estableció.

Visiblemente congestionada, la jefa de Estado sentenció que Perón e Yrigoyen son "los dos grandes líderes históricos, en una continuidad" ya que "el yrigoyenismo es la defensa de los intereses de la Nación y el peronismo (fue) el que con mayor densidad siguió ese legado histórico".

"Perón debe haber sido grande en serio porque se lo recuerda más por el 17 de Octubre que el 1 de julio. Son cortes históricos, políticos y culturales", analizó, tras insistir en que "ambos fueron derrocados por golpes militares" y luego "vilipendiados".
 
Fuente: La Razón

Comentarios