Buenos Aires

En un intento de asalto, un médico mató a un ladrón e hirió a otro

Sucedió en la zona bonaerense de Boulogne. Un médico mató a un delincuente menor de edad en una entradera. Otro ladrón fue trasladado a un hospital.
viernes, 06 de junio de 2014 08:32
viernes, 06 de junio de 2014 08:32

 

El hombre también hirió de gravedad a otro al tirotearse cuando lo asaltaban en el momento en el que llegaba junto a su mujer e hijos a la casa de su suegro.

Poco después de lo ocurrido se presentaron en la escena del hecho varios familiares y allegados de los delincuentes que, enojados por la muerte de uno de ellos, se enfrentaron con las autoridades policiales y hasta comenzaron a arrojarles piedras.

El hecho ocurrió ayer alrededor de las 19, cuando el médico llegaba junto a su familia a bordo de un Renault Mégane gris a la vivienda de su suegro, ubicada en Moisés Lebensohn al 300, de Boulogne, partido de San Isidro, en el norte del conurbano.

Según relató hoy a la prensa el titular de la Jefatura Departamental Conurbano Norte, comisario mayor Claudio Blanco, el médico fue sorprendido por dos ladrones "a bordo de una moto", que "le rompieron el vidrio del conductor y lo apuntaron con el arma".

Con todas las víctimas sentadas aún en el vehículo, los asaltantes robaron los teléfonos celulares, las billeteras y otras
pertenencias de valor, pero el médico aprovechó un descuido, tomó una pistola de su propiedad de la guantera y se produjo un tiroteo en el que impactó a ambos en el pecho.

"Este médico puede empuñar un arma de su propiedad, se produce una refriega, un intercambio de disparos", informó Blanco, y agregó que los dos ladrones heridos aceleraron la moto con la intención de escapar, aunque "cayeron a alrededor de cincuenta metros", uno de ellos ya fallecido.

Luego de lo sucedido, los damnificados se comunicaron con el servicio de alerta 911, por lo que pronto llegaron al lugar los efectivos de la comisaría local y médicos de emergencias, que constataron la muerte de uno de los ladrones y trasladaron al herido, menor de edad, al hospital de San Isidro.

Allí fue intervenido quirúrgicamente para reparar el daño ocasionado por dos proyectiles que le impactaron en el tórax y esta mañana permanecía internado en terapia intensiva y con pronóstico reservado.

En tanto, el médico también debió ser asistido por una ambulancia, ya que por los nervios sufridos en la situación padeció un cuadro de hipertensión.

Los policías acordonaron la zona para el trabajo de los peritos, recuperaron las pertenencias robadas por los ladrones,
incautaron la pistola Browning calibre 9 milímetros con la que se tirotearon con el médico, con ocho proyectiles en el cargador, y la moto en la que se movilizaban, que luego pudo comprobarse había sido robada el mismo día en jurisdicción de José León Suárez.

Si bien no hubo otros testigos de lo ocurrido que puedan aportar datos al respecto, los investigadores creen que una tercera persona pudo participar del robo, ya que mientras los peritos realizaban las tareas de rigor llegó al lugar un grupo de familiares y allegados de las víctimas que ya sabían que uno de los jóvenes había muerto.

"La sospecha (de que participó una tercera persona) la fundamentamos en que rápidamente llegaron a la escena del hecho familiares y amigos que evidentemente han tomado conocimiento de alguna forma de estas circunstancias", dijo el comisario Blanco, y agregó que consideraba que "tiene que haber habido un tercero que le avisa a esta gente".

El jefe policial aseguró que estas personas "intentaron irrumpir en el cerco de seguridad, empezaron a arrojar piedras y a ponerse violentos" y tuvieron que ser controlados por las autoridades.

Al estar involucrado en el hecho un menor, interviene en la causa el Fuero de Responsabilidad Juvenil del Departamento Judicial San Isidro, a cargo de Julio Zárate.
 
Fuente: Télam

Valorar noticia

Comentarios