Historias

Final feliz y sin sorpresas: el "novio fugitivo" de Santa Fe dio el "Sí, quiero"

Fernando Marengo se presentó en la ceremonia religiosa y contrajo matrimonio con Virginia. Meses atrás, fue noticia por haberse escapado en una confusa situación.
domingo, 1 de junio de 2014 10:24
domingo, 1 de junio de 2014 10:24
La historia del novio fugitivo que captó la atención de todos los medios nacionales tuvo su final feliz.. 
Este sábado, a las 21, Fernando Marengo, el joven de 29 años que desapareció por más de 48 horas el día de su boda, se casó finalmente con su prometida.
 
La ceremonia se realizó en la Iglesia de Fátima, de Rosario, ante una gran presencia de familiares y amigos de la pareja. El acto tuvo la cobertura de canales nacionales y de la región que siguieron desde un primer momento la particular historia.

Fernando, de traje de gris y con una sonrisa, esta vez arribó temprano a la iglesia junto a su madre Liliana. Virginia, exultante y muy linda, se hizo esperar un poco más y vestida de blanco llegó al altar para vivir el momento más esperado. 

La novia prefirió el silencio ante los medios. Luego de dar el sí, al flamante matrimonio fue despedido de la iglesia con besos, abrazos, pétalos de rosas y el habitual arroz. 
Así Fernando y Virginia partieron hacia un salón de fiestas ubicado sobre avenida Facundo Zuviría, donde festejaron su demorado enlace.

Una historia de novela

Hace tres meses Fernando y Virginia, su novia de 26 años con la cual convivía desde hacía más de cuatro, iban a dar el sí. Pero ese sábado 8 de marzo el joven decidió irse sin dejar rastros. Fueron horas de angustia y desesperación para la familia de Marengo que no sabía dónde estaba el novio. 

Recurrieron a los medios para pedir a Nano que vuelva y la historia tomó estado nacional. Finalmente después de más de 48 horas, Fernando apareció sano y salvo en un hotel de la ciudad de Rosario. 
 
Fueron muchas las versiones que circularon sobre su desaparición el día de su boda, pero él mismo se encargó de sintetizar y resumir en una sola frase lo ocurrido: "Entré en estado de shock y decidí irme". El joven aludió a un problema económico que no logró resolver, por el cual sintió "vergüenza" y decidió escapar. 
 
Desde ese día, la pareja reafirmó las ganas de estar juntos y confirmaron que el casamiento se hacía. Finalmente llegó el día y en la noche de este sábado frente a sus familiares y amigos, como lo habían planeado desde un principio, Fernando y Virginia dieron el sí en una ceremonia que tuvo como centro el amor y el perdón.
 
Fuente: Sin Mordaza

Valorar noticia

Comentarios