Corrientes

Una adolescente fue brutalmente golpeada por una patota de mujeres

La chica tiene 14 años fue brutalmente golpeada por tres jóvenes y sufrió lesiones en la cabeza y la columna. A pesar de haberse radicado la denuncia aún no hay demoradas.
viernes, 9 de mayo de 2014 00:21
viernes, 9 de mayo de 2014 00:21
Sucedió en Corrientes. Una adolescente de 14 años que es alumna de la Escuela Arturo Illia fue brutalmente agredida por tres jóvenes y sufrió lesiones graves en la cabeza y la columna. Fue trasladada a la Clínica del Niño, donde fue sometida a varios estudios. El salvaje ataque ocurrió en el barrio donde vive, Villa Raquel, de donde también son las agresoras. 

A pesar de haberse radicado la denuncia aún no hay demoradas. Según pudo saberse semanas atrás, la joven venía siendo amenazada, y su madre, por temor, no hizo exposiciones policiales.
 
En comunicación con El Litoral, Nilda, la tía de la adolescente, dio detalles del grave incidente ocurrido en plena vía pública y del estado de salud en que se encuentra su sobrina, víctima de un caso de bullying en esta capital.
 
"Ayer (por el martes) a la tarde cuando caminaba por el barrio con su amiga fue agredida a patadas y golpes por otras tres mujeres de entre 14 y 18 años que descendieron de una motocicleta. La atacaron sin mediar palabras. La revisó el médico forense de la Policía y dijo que no era grave. Mi sobrina tenía miedo de dormirse y entonces hoy (por ayer) la llevaron a la Clínica del Niño, donde en estos momentos estaba siendo sometida a una tomografía, ya que sufrió golpes fuertes en la columna y traumatismo de cráneo”.
 
Según lo que cuenta la mujer, el ataque ocurrió pasadas las 18.50 del martes en calles Castelli y Cadiz de aquella barriada, donde viven tanto la víctima como las agresoras. "No fue por cosas de la escuela sino del barrio”, contó la mujer. 

De acuerdo a la denuncia, la joven cursa el Nivel Secundario en la Escuela Arturo Illia. Iba con una compañera cuando fue brutalmente golpeada. Tras ser auxiliada por un hombre que se movilizaba en una camioneta recibió la primera atención médica. No quiso dormirse por miedo a que le ocurra lo mismo que a la chica agredida en la provincia de Buenos Aires. 
 
"No quiso dormir y al sufrir mareos la llevaron al médico. La madre es ama de casa, trabaja todo el día, el padre es panadero, y a ella la amenazaban cuando no se encontraban sus padres. La madre no quiso hacer la denuncia ni avisar a la Policía por miedo”, explicó Nilda Villalba.
 
La denuncia fue radicada en la Comisaría Octava y por el momento las involucradas no fueron citadas por la Policía.

 

Fuente: El Litoral

Valorar noticia

Comentarios