Declaración

Balza: El Ejército "no puede ser una medida de contención"

El ex jefe del Ejército aseguró que el Servicio Militar Obligatorio cumplió un rol 'integrador' en la sociedad argentina con las primeras corrientes inmigratorias. Hoy no se puede pensar con ese objetivo.
viernes, 02 de mayo de 2014 17:55
viernes, 02 de mayo de 2014 17:55

"No se puede adoptar el servicio militar como una medida de contención... El Ejército no es un reformatorio". Con esas palabras, el ex jefe del Ejército y actual embajador argentino en Costa Rica, Martín Balza se expresó en contra de la idea de instaurar el Servicio Militar Obligatorio para controlar la inseguridad.

Las declaraciones las realizó en Radio Belgrano, recordando que el Servicio Militar Obligatorio (SMO) cumplió un rol "integrador" en la sociedad argentina con las primeras corrientes inmigratorias. 

"Cuando Richieri propone la ley y Roca como presidente lo impone, lo hacen con la esencia de integración entre la sociedad argentina", agregó Balza recordando que el objetivo era integrar "al hijo de inmigrante" que hasta entonces "cantaba el Himno de su padre, que rendía honor a la bandera de su padre. Entonces, cumplió una función muy importante, contribuyo a alfabetizar".

 

Según publica Infobae, el rechazo es ante los argumentos de quienes piensan al servicio militar como una forma de canalizar y dar contención a los jóvenes que no trabajan ni estudian y recordó que como jefe del Ejército, ya en 1993, propuso como opción la creación del servicio militar voluntario, que rige en el país desde enero de 1995.

Pero, consideró que el SMO "en la segunda mitad del siglo XX fue perdiendo la vigencia que tuvo en los primeros 50 años, entre otras causas por los golpes de estado, la muerte de soldados, las dictaduras y, en 1982 el golpe de gracia con la guerra de Malvinas, a la que algunas unidades fueron con soldados sin instruir".

Tras recordar "el 29 de mayo de 1993, en oportunidad de conmemorar el día del Ejercito en la Pampa, ante el Presidente de la Nación (Carlos Menem), yo expresé que el servicio militar obligatorio había cumplido un ciclo" y que "era una demanda de la sociedad el voluntariado" y necesario "para la modernización del Ejército, con miras al siglo 21".

Comentó que, en esa oportunidad, no hubo "ninguna respuesta. El único que me hizo un comentario fue el jefe del estado mayor de Francia".

Pero "un año después en 1994, seguramente buscando un rédito político para las elecciones de 1995, en un acto de alquimia electoral" y "tratando de capitalizar una justificada protesta social por el lamentable hecho delictivo en el que muere un soldado en un cuartel del sur (Caso Carrasco), el entonces presidente, que un año antes no había tomado nota del pedido del Ejercito, con motivo de esa muerte, tuvo un efecto catalizador. dispuso por decreto pasar
al servicio militar voluntario", relató.

 

Fuente: Infobae

Valorar noticia

Comentarios