Conciliación

El Papa Francisco convocó al Gobierno nacional, los sindicalistas y los empresarios a formar una mesa de diálogo

El Sumo Pontífice invitó a una reunión en el Vaticano a funcionarios del Poder Ejecutivo, representantes de la Unión Industrial Argentina y de la CGT oficialista. El encuentro será el 19 de marzo.
domingo, 09 de febrero de 2014 10:42
domingo, 09 de febrero de 2014 10:42
Tras el reto presidencial que el metalúrgico Antonio Caló sufrió en cadena nacional, las negociaciones paritarias parecían empezar más complicadas que nunca. Sin embargo, una mediación inesperada podría ayudar a contener la conflictividad salarial que empezaba a asomar en el horizonte: el papa Francisco convocó a una mesa de diálogo tripartita en el Vaticano para analizar la situación e intentar dar cauce a los reclamos.

Por el momento, al encuentro fueron convocados el ministro de Trabajo de la Nación, Carlos Tomada; el presidente de la Unión Industrial Argentina (UIA), Héctor Méndez; su vice, Daniel Funes de Rioja, y el titular de la Unión Obrera de la Construcción de la República Argentina (Uocra), Gerardo Martínez, uno de los principales referentes de la CGT oficialista.

Según consignan los diarios Perfil y La Nación, todavía no puede descartarse la presencia del propio Caló, luego de que sufriera los embates de Cristina Kirchner por haberse quejado de los últimos aumentos de precios. Ambos matutinos coinciden en que la reunión será el próximo 19 de marzo.

Como motivo oficial, el encuentro es presentado como una visita de la comitiva oficial argentina de la Organización Internacional del Trabajo (OIT), ya que Martínez es el representante del sindicalismo argentino en las reuniones que la entidad organiza en Ginebra, mientras que Funes de Rioja ocupa ese rol por el empresariado nacional. La delegación se encargará de llevar una invitación oficial para que Francisco abra la asamblea anual del organismo a mediados de año.

De todas formas, la verdadera intención del encuentro es intentar calmar las aguas y contener la galopante conflictividad social de cara a las negociaciones paritarias con una suerte de acuerdo tripartito que encauce los reclamos. La devaluación del 20% aplicada el mes pasado y las subas generalizadas de precios que se registraron en los últimos días anticipan un panorama complicado para las conversaciones.

En el anterior encuentro que tuvo con el sindicalismo, Francisco había pedido a los dirigentes que trabajaran por la unidad de la CGT. Se prevé que la solicitud también vuelva a repetirse el mes próximo como una forma de contener los reclamos sindicales dentro de una sola central sindical.

Quizá como un modo de bajar la tensión de cara al encuentro en el Vaticano, la Presidente mantendrá esta semana su primer encuentro oficial con Caló luego de siete meses para analizar la situación salarial y las próximas paritarias.

 Fuente: Infobae

Comentarios