Creencias

Chaco: Un pueblo conmocionado porque aseguran que apareció la imagen de Cristo en un árbol

La ciudad es Margarita Belén, 22 kilómetros al norte de Resistencia. En una finca situada en el acceso al pueblo, una mujer podó una mora y sobre el tronco apareció una figura en la que cientos de personas dicen ver la imagen de Jesús.
jueves, 06 de febrero de 2014 18:26
jueves, 06 de febrero de 2014 18:26
Una localidad del Chaco vive por estos días una pequeña conmoción por una noticia que se comenta y se discute en todas sus calles: la aparición en un árbol de una imagen que para muchos es ni más ni menos que la representación del rostro de Cristo.

La ciudad es Margarita Belén, 22 kilómetros al norte de Resistencia. En una finca situada en el acceso al pueblo, una mujer podó una mora y sobre el tronco -en la veta que quedó expuesta donde antes había una rama- apareció una figura en la que cientos de personas dicen ver la imagen de Jesús.

"No se trata de un dibujo ni de una pintura, como mensaje de Dios me alegra, aunque todavía no tiene una interpretación", dijo Daniel Skorupa, el cura párroco de la localidad, a la que llegan cada día muchos curiosos y fieles que toman fotos con sus celulares o elevan una plegaria pidiendo alguna bendición.

Elba Monfardini es la dueña del predio en el que creció la mora. "Cuando compré el terreno, el árbol ya estaba. Lo podé hace poco y un muchacho que entraba al pueblo vio esa parte y dijo que ahí se veía el rostro de Cristo. Después corrió la noticia y empezó a llegar más gente, que reza o prende velas. Quizás es un aviso o un mensaje al pueblo", dice ella.

Así como hay quienes al arribar al lugar se emocionan y asombran, están también los que sostienen que la imagen en cuestión no representa nada en particular. "Yo ahí no veo ninguna cara, pero está en cada uno pensar lo que sienta que es", comentó Alberto Sotelo, de un paraje cercano, quien marchó hasta Margarita Belén atraído por la noticia.

"Cada uno tiene que venir y sacar sus propias conclusiones", plantea Mario Toledo, un vecino de la zona, tratando de ponerle una salida salomónica al debate. Más allá de las diferentes opiniones, la llegada de personas deseosas de ver el fenómeno no cesa.

Fuente: Clarín.

Comentarios