Santa Fe

Abuela justiciera: un ladrón la provocó para que le disparara y ella lo mató

Ocurrió en la ciudad de Rosario durante la madrugada, cuando era asaltada por dos hombres. Uno de ellos la había insultado y desafiado. 'Era él o yo', justificó.
martes, 18 de febrero de 2014 09:26
martes, 18 de febrero de 2014 09:26
Tiene 77 años. Es jubilada y vive sola en la zona sur de Rosario. En la madrugada de ayer la furia irrumpió a su puerta, cuando dos ladrones intentaron robarle. El miedo a ser lastimada y perder la vida fue la que la impulsó a apretar el gatillo y herir de muerte a uno de los asaltantes que ingresaron por el patio de su vivienda.

La mujer relató cómo fue el trágico encuentro. "Uno me dijo 'Puta, ¿por qué no agarrás el chumbo?' Ahí me acordé que tenía un revólver de mi marido. Y yo le dije:'¿Querés chumbo? Tomá chumbo'. Y le disparé. Dio unos pasos y se cayó", reprodujo el diario Clarín.

Fueron dos las balas que salieron del revólver calibre 32. Una impactó e hirió de muerte al joven Oscar Alberto Muñoz, de 26 años. Contaba con varios antecedentes penales y vivía en una villa de emergencia localizada a sólo 60 metros de la casa de la anciana, emplazada en Centeno al 100. El otro proyectil no llegó a destino, lo cual le permitió al otro de los intrusos huir.

"Es la primera vez que me pasa una cosa así. No sabía manejar el arma. Fui tirando al tun tun”, explicó la jubilada al Canal 3 de Rosario.

Los vecinos, al escuchar los gritos de auxilio de la mujer, llamaron al teléfono de emergencias policiales 911. Una ambulancia trasladó al herido al hospital municipal Roque Sáenz Peña. El asaltante murió en el hospital cuando era asistido por la guardia médica.

Irma enviudó hace cuatro años. Sin familiares cerca, tuvo que disparar contra sus agresores "en legítima defensa".  "Era él o yo. Y pensé: éste me mata", sostuvo en declaraciones a la prensa. Esa es también la hipótesis principal que manejan los investigadores. Por ello, dispusieron que la viuda no fuera detenida y colocaron una custodia especial en su casa de Centeno al 100.

El fiscal Pablo Pinto indicó que los agresores tenían una barreta con la cual rompieron el picaporte de la puerta trasera, una abertura de aluminio con la parte superior de vidrio. "Rompieron el picaporte, destrozaron el vidrio y mientras manipulaban la barreta le gritaban e insultaban a la mujer", afirmó al diario La Capital

La mujer será citada a declarar en las próximas horas. Como la legítima defensa debe acreditarse, el Ministerio Público solicitará más adelante una audiencia imputativa y una vez incorporadas las pericias y evidencias "se verá qué salida se le da al caso". Interviene la seccional 16ª y la Unidad Fiscal de Homicidios Dolosos.

"Yo me tenía que defender, eso me decía mi marido", repetía ayer la jubilada, involuntariamente famosa.
 
Fuente: Infobae

Comentarios