Economía

Una familia tipo necesitó en octubre 9624 pesos para no caer en la pobreza en la Ciudad de Buenos Aires

Sólo para alimentarse, una familia porteña tipo necesitó en octubre tener ingresos por casi 4300 pesos, de acuerdo con el relevamiento de precios que realiza el gobierno de la ciudad.
viernes, 21 de noviembre de 2014 08:44
viernes, 21 de noviembre de 2014 08:44
El gobierno porteño informó ayer sobre la evolución de la canasta de bienes y servicios y de la canasta alimentaria. La primera incluye indumentaria, salud, educación y servicios para el hogar y tradicionalmente se utiliza para determinar la línea de pobreza.

Según este parámetro, para no ser pobre una familia tipo necesitó en octubre un ingreso por hogar de 9624 pesos, lo que implica un incremento de 1,8% frente a septiembre. Por su parte, si se toman en cuenta los últimos doce meses el aumento acumulado llega al 37 por ciento.

En octubre la mayoría de los servicios para el hogar terminaron sin cambios, con las únicas excepciones de las comunicaciones -por las subas en los celulares- y las expensas, que tuvieron un incremento de 1 por ciento.

En tanto, sólo para alimentarse, una familia porteña tipo necesitó en octubre tener ingresos por casi 4300 pesos, de acuerdo con el relevamiento de precios que realiza el gobierno de la ciudad. Según el estudio, la canasta alimentaria para un hogar compuesto por dos adultos y dos menores en el último mes aumentó 2,3% y, de esta manera, llegó a 4299,08 pesos.

Los aumentos del mes fueron liderados por los rubros de frutas y verduras (4,6%) y las bebidas con y sin alcohol (4,2%), mientras que otras categorías terminaron con subas por debajo del promedio como cereales y legumbres (1,3%), carnes (1,6%) y lácteos (1,6 por ciento).

La evolución de los precios de los alimentos según el gobierno porteño estuvo en línea con las mediciones privadas de inflación, pero volvieron a divergir de la medición del Indec. Para el organismo, la inflación de octubre fue de apenas 1 por ciento.

En el caso de la canasta más amplia, los incrementos fueron encabezados por el rubro indumentaria y salud (ambos con una suba de 2%) y bienes durables para el hogar (2,1%), mientras que la categoría esparcimiento tuvo un alza de 1,1 por ciento. Por su parte, para una familia que necesita alquilar, el costo de la canasta total trepó a 11.877 pesos, lo que implica un incremento de 1,75% en octubre, mientras que en 12 meses llegó al 36 por ciento.

Las malas noticias para los vecinos porteños no se terminaron en octubre. Ayer también se conoció la medición que realiza la asociación Consumidores Libres, que preside Héctor Polino. Según el relevamiento de 38 productos de primera necesidad, en la primera quincena de noviembre los precios sufrieron un incremento del 1,03 por ciento.

Consumidores Libres precisó que de un total de 38 artículos 25 tuvieron aumentos, mientras que hubo una sola baja (la naranja por kilo) y doce productos terminaron la quincena sin cambios. Con este avance, la canasta de alimentos acumuló desde principios de año un incremento de 33 por ciento.

Fuente: La Nación

Comentarios