Fue desalojado

En Córdoba, un edificio de diez pisos comenzó a hundirse

Los vecinos debieron dejar el edificio de diez pisos, ya que la construcción comenzó a hundirse y las paredes están rajadas.
lunes, 06 de enero de 2014 09:37
lunes, 06 de enero de 2014 09:37
Un edificio ubicado en calle Brasil al 70 de barrio nueva Córdoba debió ser evacuado el sábado por la noche cuando las paredes y el piso cedió.

Los vecinos debieron dejar el edificio de diez pisos, ya que la construcción comenzó a hundirse y las paredes están rajadas.
 
A medida que pasaron las horas, el hundimiento fue haciendo más evidente y el personal de Defensa Civil indicó la evacuación y la calle se cortó por precaución.
 
Además, el personal de Aguas Cordobesas descubrió ayer por la mañana una pérdida de agua frente a la escalinata principal del edificio, que fue la que produjo el hundimiento de la construcción.
El administrador del edificio, Jorge Sueldo, dijo que "aparentemente, durante la noche hubo una pérdida de agua, y según los técnicos de Aguas Cordobesas es desde hace varios días, pero no se veía”.
 
"Es el caño que pasa por la vereda, a un metro de profundidad, y por el declive de la calle la pérdida no afloraba”, explicó.
 
Y añadió: "Esa pérdida socavó y produjo el hundimiento de todo el frente del edificio, pero las dos columnas que se desplazaron son de mampostería, no afectan en lo más mínimo a la estructura del edificio, no se caería”.
 
"Anoche (por el sábado) fue revisada por Defensa Civil y Bomberos, y esta mañana (por ayer) por profesionales y no hay grietas de ningún tipo”, subrayó.
 
"De todas maneras, mañana solicitaremos al Colegio de Arquitectos un peritaje oficial a los efectos de determinar el estado del edificio y la solución arquitectónica”, indicó Sueldo.
Por el momento, el personal de Aguas Cordobesas cerró el paso del agua y, dado que el caño no está debajo de la carpeta asfáltica, los propietarios del edificio deben hacerse cargo de la reparación.
 
El guardia de seguridad del edificio, Gilberto, contó: "Cuando me tocó mi turno yo noté unas rajaduras y un fuerte olor a gas, y le avisé a propietarios e inquilinos, pero a las diez y media de la noche el olor se hacía más intenso”.
 
"Yo entro a las 21.15 y las 22.30 las rajaduras eran más grandes”, detalló.
 
 "Llamamos primero a Ecogas, vinieron los técnicos, y cortaron el gas porque había una pérdida”, agregó.

 

Fuente: La Mañana de Córdoba

Comentarios