Paritarias en la mira

Faltazo: Scioli y Massa no irán a la cumbre sindical de Moyano

Ambos agradecieron la invitación pero se excusaron de no poder asistir. Para el sindicalista, su ausencia no influirá en lo que se decida.
domingo, 19 de enero de 2014 12:16
domingo, 19 de enero de 2014 12:16
El gobernador bonaerense Daniel Scioli  confirmó hoy que no asistirá al encuentro convocado por la central opositora del camionero Hugo Moyano (CGT Azopardo) y la CGT Azul y Blanca, que conduce el gastronómico Luis Barrionuevo, que se llevará adelante mañana en la ciudad de Mar del Plata.

"Agradecí la invitación, la deferencia, pero tengo otras actividades previstas. Pero no por el hecho de no asistir no dejé de expresarle mi posición: hoy es necesaria mucha prudencia y responsabilidad; es lo que les pido a todos los dirigentes, intendentes, sindicalistas, empresarios, con los que hablo, para poder defender los logros del país y mantener el crecimiento", afirmó Scioli, durante una entrevista con el diario Página 12.

Los gremialistas opositores, que invitaron a la reunión a los sindicalistas oficialistas encolumnados detrás del líder metalúrgico Antonio Caló, apostaban a contar con la presencia de los tres "presidenciables" del PJ: Scioli, el diputado Sergio Massa y el gobernador de Córdoba, José Manuel De la Sota. Sin embargo, el ex intendente de Tigre y el mandatario bonaerense rechazaron la invitación.

"Que vengan o no participen no modifica lo que en principio vamos a resolver. El eje de la reunión es hablar de la unidad y de los problemas que hoy fundamentalmente presionan y acosan a los trabajadores", afirmó hoy Moyano, al ser consultado sobre la ausencia de Massa y Scioli.

En diálogo con radio Mitre, el gremialista dijo que "la invitación a los precandidatos era para preguntarles qué opinaban sobre algunos temas, como la inflación".

El encuentro, que tendrá lugar en el hotel Sasso, del gremio de Barrionuevo, incomoda al Gobierno porque se da en un marco de fuertes demandas salariales por la creciente inflación.
 
Fuente: La Nación

Comentarios