Buenos Aires

Daniel Scioli aseguró que "cambió el delito" y el gobierno "analiza esta problemática"

El gobernador sostuvo que 'el Gobierno interpreta y analiza las características de esta problemática de cómo va rotando' y remarcó que 'así hay que ir traduciendo los cambios necesarios'.
sábado, 07 de septiembre de 2013 18:58
sábado, 07 de septiembre de 2013 18:58
El gobernador bonaerense, Daniel Scioli, aseguró este sábado que el "Gobierno no cambio" al anunciar reformas en seguridad sino que "lo que cambio fue el delito", mientras el jefe de Gobierno porteño, Mauricio Macri, y el diputado Francisco De Narváez apuntaron que la reacción del kirchnerismo se dio tras el fracaso de su política en el tema.

La decisión del gobierno bonaerense de desdoblar el Ministerio de Justicia y Seguridad y poner al intendente de Ezeiza, el exmenemista Alejandro Granados, frente a la nueva cartera generó nuevos apoyos y rechazos en el arco político.

En línea con las declaraciones de Scioli, el secretario de Seguridad, Sergio Berni, negó un viraje en la política del gobierno nacional para endurecer su accionar contra el delito, pero asumió que exigen "mayor rigurosidad" a la Justicia.

Scioli sostuvo que "lo que va cambiando no es el Gobierno, el Gobierno interpreta y analiza las características de esta problemática de cómo va rotando" y remarcó que "así hay que ir traduciendo los cambios necesarios".

En cuanto a las acusaciones de la oposición sobre un giro de las políticas oficialistas hacia un accionar de mano dura, el ex vicepresidente sostuvo que "el Gobierno no cambió", pero aseveró que "el Estado tiene que ir readecuando su función con la prevención, con la tecnología, actualizando las leyes".

Berni, a su vez, manifestó que "el Código Penal es muy claro y hay que exigir la mayor rigurosidad a la hora de que los jueces tomen una decisión".

Y, afirmó que "garantismo" es "ajustarse a derecho y darle a cada uno de los delincuentes las garantías que la misma Constitución otorga a cada uno de los detenidos", a la vez que resaltó que la Nación "ha dado muestras más que claras de que siempre se ajustó a derecho".

Aunque el número no se acerca a los 100 mil policías que reclamó Granados para combatir la inseguridad, Scioli aprovechó para anunciar que van agregar "seis mil policías más por año" a las fuerzas de seguridad en cinco años.

"Tenemos proyectados a los 60 mil policías que tenemos seis mil policías más por año y en cinco años podemos tener proyectados esos índices", que darían 30 mil nuevos agentes y afirmó que "esto se va a ir intensificando", añadió.

Ante los cambios en seguridad bonaerense y el proyecto del candidato Martín Insaurralde para bajar la edad de imputabilidad de los menores de 18 a 16 años, la centroizquierda criticó los cambios por considerarlos un viraje hacia la "mano dura".

En cambio, De Narváez calificó de "reacción en el sentido correcto" al cambio al advertir que "la política de seguridad ha fracasado", por lo cual "el relato se dio la cabeza contra la realidad".

El diputado, que busca renovar su banca por el Frente Unidos por la Libertad y el Trabajo, dijo que "más allá de los nombres, el hecho de separar los ministerios servirá para poder alinear políticas de seguridad nacional y provincial".

Macri, en tanto, consideró que es "muy bueno" que la administración de la presidenta Cristina Fernández asuma "las políticas que han fallado" como la seguridad y reclamó que las medidas adoptadas para combatir el delito sean verdaderos "cambios profundos".

Sostuvo que la "discusión" de mano dura o blanda ya "se agotó", por lo cual pidió que "lo importante es que se venga una buena gestión e interactiva entre jueces y policías con la prioridad de cuidar a la gente".
 
Fuente: DyN
0%
Satisfacción
0%
Esperanza
0%
Bronca
0%
Tristeza
0%
Incertidumbre
0%
Indiferencia

Comentarios