Cañada de Gómez

Un perro salvó a una nena de que se ahogara

El hecho ocurrió el lunes 14, mientras la familia preparaba los bolsos para irse de vacaciones.
viernes, 02 de agosto de 2013 09:38
viernes, 02 de agosto de 2013 09:38
Milena tiene 4 años, Sasha 7. Milena es una niña que vive en Cañada de Gómez. Sasha la perra de la familia, que le salvó la vida a la pequeña, o al menos dio el paso fundamental para hacerlo, cuando se ahogaba en la pileta de un vecino.

La historia la contó en el programa Radiópolis, que conduce Roberto Caferra en Radio 2, Valeria, la mamá de Milena. El hecho, relató, ocurrió el lunes 14, mientras la familia preparaba los bolsos para irse de vacaciones.

En un momento de descuido, Milena salió de la casa. Pero eso no preocupó demasiado a los padres que pensaron que fue hacer lo de siempre: ir a jugar a la casa de un vecino de al lado.

Cuando el papá salió a buscarla, Sasha –una ovejero alemán– empezó a tratar de llamar su atención con desesperación. "Lloraba, ladraba, hacía cualquier cosa”. Contó Valeria. Pero el hombre no entendía. Sasha no esperó, cruzó la calle a la velocidad del rayo, se metió en una casa y se tiró a la pileta.

"Ahí le cayó la ficha” al papá de Milena, que corrió detrás de ella y también se tiró a la pileta, donde Milena flotaba, gracias a los esfuerzos de la perra, semiinconsciente.

El papá de Milena pudo entonces sacar a la niña y le practicó maniobras de asistencia cardiorrespiratoria. "Estaba toda arañada”, contó Valeria, por los esfuerzos de Sasha para mantenerla a flote.

"Lo increíble es que esa pileta era el último lugar en el mundo donde íbamos a buscar a mi hija. Jamás fue a esa casa”, dijo. Y agregó, entre lágrimas: "Sin Sasha la historia hubiera sido otra”.

Milena estuvo dos días internada, hasta que fue dada de alta "sin secuelas”. En esos días Valeria no vio a Sasha, pero nos vecinos le contaron que no paraba de llorar.

"Cuando volví la abracé y le dije gracias”, recordó, y volvió a quebrarse en lágrimas. Y contó que cuando Sasha vio a Milena "su alegría fue impresionante”.

Sasha fue un regalo que Valeria le hizo a su marido cuando eran novios. Y es hija de un perro, ya fallecido, que ella ya tenía.

 

Rosario 3

0%
Satisfacción
0%
Esperanza
0%
Bronca
0%
Tristeza
0%
Incertidumbre
0%
Indiferencia

Comentarios