José Jimenez

"Agarré al perro del cuello para que no mordiera"

El futbolista tucumano dijo que fue en 'un momento de enojo... con el árbitro, no con el perrito'.
martes, 11 de junio de 2013 17:13
martes, 11 de junio de 2013 17:13
Un hecho indignante dejó en el medio de la polémica a un futbolista tucumano ya que José Jiménez, en pleno partido entre San Juan y Bella Vista, agarró a un perro que estaba en el campo de juego del cuello y lo arrojó violentamente contra el alambrado.

Tras tirar contra la tribuna, el can no pudo pasar la tela metálica por lo que volvió violentamente a car sobre el campo de juego.  Por suerte el can salió ileso pero Jiménez fue expulsado del partido y después desafectado del club.

Luego de que las imágenes dieran vuelta al mundo, en las redes sociales pidieron que se tomen medidas contra el futbolista luego de su vergonzoso accionar, Jiménez habló con LV7 Radio Tucumán, expresó: "Me estoy sintiendo muy mal no salgo de mi casa, no voy ni a entrenar".

Explicó que su reacción de dio porque tenía "bastantes nervios" por el accionar que tuvo el árbitro Fernando Albornoz "porque se tocaba las partes íntimas y además, en el transcurso del partido, hizo que se den vuelta las cosas porque a los tres puntos los traíamos nosotros a casa".

Jiménez destacó que fue "un momento de enojo, de mi parte, con el árbitro, no con el perrito". "Nunca pensé que tomaría esta repercusión porque como nadie lo quería sacar, yo lo agarró del cuello para que no me muerda y hasta eso, ningún policía se acercó por eso yo intento tirarlo para el otro lado de la tela; cuando escucho el grito de la gente, me doy la vuelta y veo cuando él vuelva pero esa no era esa la intención", agregó.

Asimismo, aseveró que “si se ponen un poquito de mi lado, tienen que ver que los árbitros son un personaje”.

Con respecto al video, el futbolista tucumano aseguró que los jugadores “salieron a apoyarme” pero "sí me trajo problemas con el club porque estoy fuera del plantel, me dejaron libre y me dijeron que la Liga tiene que darme una sanción”.

No obstante mostró su arrepentimiento por lo sucedido el domingo “no me cansaría de pedir disculpas porque además perdí el trabajo y la reputación” ya que Jiménez tiene a una familia que mantener.

Por otro lado, expresó su dolor porque “el presidente me dijo que no me iba a pagar nada, que no se hará cargo de nada de lo que me debe por eso iré por el curso legal”.

Fuente:
0%
Satisfacción
0%
Esperanza
0%
Bronca
0%
Tristeza
0%
Incertidumbre
0%
Indiferencia

Comentarios