Macabro

Una mujer asesinó a su suegra y le mandó varios mensajes por WhatsApp a su fletero pidiéndole que se llevara el cuerpo

A través de WhatsApp, la mujer se comunicó con un amigo para pedirle 'un favor'. 'Tengo que deshacerme del cuerpo sí o sí', le dijo.
miércoles, 13 de noviembre de 2013 17:07
miércoles, 13 de noviembre de 2013 17:07
A sangre fría y sin ningún remordimiento. Así se mostró una mujer taiwanesa que le confesó a un amigo que trabaja haciendo fletes que había matado a su suegra y necesitaba que la ayudara a deshacerse del cuerpo. Esas declaraciones quedaron registradas en una conversación por WhatsApp y el caso ocurrió en Munro, Buenos Aires.
 
Para entender cómo fue que el hecho llegó a la policía, hay que remitirse a un actor fundamental en la historia: un fletero amigo de la asesina. Sucede que luego de haber cometido el crimen, la imputada le escribió por WhatsApp confesando y solicitándole ayuda para deshacerse del cuerpo.

El fletero, al recibir esta terrible confesión, se comunicó con la hija de la víctima de 69 años y la misma nacionalidad, quien estaba buscando a su madre desesperadamente hace tres días cuando fue reportada su desaparición. Entonces, fue esta hija quien se presentó en la policía e hizo la denuncia, según Infobae.

Esta es la conversación entre la asesina y el fletero:

-"Te tengo que pedir un favor enorme, ¿te puedo llamar?¿Solo vos lees los mensajes ahora?¿Puedo confiar en vos? Te lo digo pero por favor no me juzgues", comenzó la imputada. 

-"Maté a mi suegra y la enterré en el jardín, pero ahora la saqué y tengo que deshacerme del cuerpo sí o sí, sin cuerpo no hay prueba y yo no manejo".

-"La hija de puta la puse en una valija y la sellé con la bolsa. Tuve una discusión y me sacó. Se puso dura y violenta. La ahorqué con mi bufanda".

-"¿Me estás jodiendo? No me hagas estas bromas", responde el fletero.

-"Te estoy diciendo en serio. Te lo juro por mis hijos, por favor ayudame".

-"No puedo ahora, tengo que llevar a mi vieja", concluyó el fletero.

Todos estos mensajes fueron enviados antes de que se descubra el crimen. Fue al finalizar la conversación que el fletero acudió a la hija de la víctima para que lo notifique a la policía.

Comentarios