Fe

Miles de fieles peregrinaron a Luján y pidieron por el Papa Francisco

Una multitud de devotos participó de la 39ª edición de la celebración anual de la patrona de la Argentina, que culminó con una misa a cargo de monseñor Mario Poli. 'La fe no es una enfermedad, pero se contagia', dijo el sucesor de Jorge Bergoglio.
domingo, 06 de octubre de 2013 13:02
domingo, 06 de octubre de 2013 13:02
Una multitud de fieles que partió ayer el mediodía desde el santuario de San Cayetano, en Liniers, en la 39na. edición de la peregrinación juvenil a Luján, llegó esta mañana a la basílica del mismo nombre, en honor a quien es considerada la patrona de nuestro país, y participó de la misa a cargo de monseñor Mario Poli.

Poli, sucesor del ahora Papa Francisco al frente del Arzobispado de Buenos Aires, encabezó la ceremonia religiosa que como todos los años se desarrolló en la Plaza Belgrano, y donde también participó el arzobispo de Mercedes-Luján, Agustín Radrizzani.

"La vuelta a casa tiene que convertirse en un nueva oportunidad de vivir conforme a la bendita fe de nuestro bautismo, con alegría y fidelidad", dijo Poli, quien además agregó que la fe "no es una enfermedad, pero se contagia".

Y agregó: "Es la fe que a vos peregrino te sacó de tu casa, de tus cosas y te movió a confesarla caminando".

Hacia el final de la misa, monseñor Poli recurrió a una frase del Papa Francisco "para que no no lo extrañeñ: "Que a todos la Virgen los cuide mucho".

Los fieles habían partido el día sabado hacia Luján a las 12.35, previo a las palabras de monseñor Horacio García, quien instó a caminar "como hermanos porque Jesús nos dice 'aqui tienen a su madre' y pidió a los presentes agradecer "por la fe".

Posteriormente, los peregrinos rezaron el Ave María, recibieron la bendición y partieron junto a la imagen cabecera de la virgen desde el santuario, donde la que saludaban entre lágrimas y con pañuelos blancos.

Tal como esperaban los organizadores de la tradicional peregrinación, el mensaje renovador que trajo el papa Francisco a la Iglesia católica incrementó el número de peregrinos hacia el santuario.

La primera marcha fue en 1975, cuando unos 30.000 jóvenes recorrieron a pie los casi 60 kilómetros que separan Buenos Aires de Luján y, año tras año, se fueron sumando fieles hasta convertir la peregrinación en el mayor acontecimiento de religiosidad popular del país, congregando más de un millón de personas.

Ya antes de las 12 del mediodía de ayer -horario oficial de salida-, miles de peregrinos partieron, como todos los años, hacia la Basílica de Luján, bajo el lema "Madre, cuida la fe de tu pueblo que camina", desde avenida Rivadavia y General Paz con el objetivo de llegar a la basílica, donde el domingo, seis minutos antes de las 7, se celebrará la misa central frente al templo, que será presidida por el Arzobispo de Buenos Aires, monseñor Mario Aurelio Poli.


0%
Satisfacción
0%
Esperanza
0%
Bronca
0%
Tristeza
0%
Incertidumbre
0%
Indiferencia

Comentarios