Salió mal el escondite

Un hombre que estuvo herido en la explosión de Rosario fue detenido por matar a su esposa

Un hombre condenado por asesinar a su esposa estuvo fugado durante cinco años pero la explosión en calle Salta al 2100, el 6 de agosto pasado, lo dejó expuesto y permitió su captura.
jueves, 03 de octubre de 2013 08:58
jueves, 03 de octubre de 2013 08:58
Según consigna diario La Capital en su edición de hoy, un hombre condenado por asesinar a su esposa estuvo fugado durante cinco años pero la explosión en calle Salta al 2100, el 6 de agosto pasado, lo dejó expuesto y permitió su captura.
 
Eduardo Nogueira fue sentenciado a doce años por matar a su mujer en un acto de femicidio, pero antes de que la condena quedara firme se escapó y se mantuvo prófugo durante cinco años.
 
Sin embargo, la explosión en nuestra ciudad lo dejó al descubierto, según le portal de internet del Diario Uno de Mendoza.
 
El arresto de Eduardo Nogueira se concretó luego de que se lo investigara desde el 6 de agosto, ya que la explosión en Salta 2141 lo ubicó muy cerca del edificio y a partir de allí pudo ser investigado y seguido por la policía.
 
A partir de un llamado telefónico, los uniformados sospecharon de él y comenzaron a seguir sus pasos. Se hacía llama Juan Roger y vivía en el departamento de una amiga de su familia, donde era ayudado también por su hermana Liliana.
 
Durante cinco años se había cuidado, había cambiado de nombres y de vivienda, usaba celulares descartables, pero finalmente no pudo hacer nada cuando los investigadores dieron con él.
 
Nogueira asesinó a Etel Weksel y por eso fue condenado. El hecho ocurrió en julio de 2004, cuando la mujer fue atacada a golpes de puño y patadas, que le ocasionaron lesiones y hemorragias que llevaron a que fuese internada por varios días en un sanatorio, hasta que finalmente falleció.
 
En el 2006, Nogueira fue condenado pero recién en el 2008 la sentencia quedó firme, en ese tiempo, el acusado se había fugado.

0%
Satisfacción
0%
Esperanza
0%
Bronca
0%
Tristeza
0%
Incertidumbre
0%
Indiferencia

Comentarios