Testimonios de accidente de Once

Relato desde el primer vagón: “Pensé que era otra tragedia”

En primera persona, cómo fue el choque de la formación del Sarmiento que dio contra un andén y dejó 80 heridos. “Escuché un estruendo y caímos al piso”,le contó Ayelén Biltes, una de las pasajeras, a este diario. Le gritaban “asesino” al maquinista.
domingo, 20 de octubre de 2013 02:02
domingo, 20 de octubre de 2013 02:02

"Desde afuera, los pasajeros que esperaban gritaban ‘¡otra vez no!’. Nosotros escuchamos un estruendo muy fuerte, se paró el tren, se movió el techo y volamos al piso, un hombre cayó sobre mis piernas. Al lado mío, otro hombre tenía en brazos a una niña, por el impacto se cayó y la nena voló más adelante. Muchos gritaban desesperados y corrían por los vagones. En ese momento pensé que era otra tragedia”. Ayelén Biltes, nacida en Buenos Aires, nieta del conocido periodista sanjuanino Emilio Biltes (ya fallecido) le narró así a Diario La Provincia cómo fueron esos segundos traumático en el primer vagón de la formación "Chapa 5” del Sarmiento a las 7:25, cuando en Once chocó contra un andén y dejó 80 heridos provocando el caos y trayendo repentinamente a la memoria ese amargo 22 de febrero de 2012.  

 La joven de 28 años dice que por los pensamientos de muchos de los pasajeros, pasó fugaz la tragedia del año pasado, en la que murieron 51 personas. "Mi cuñado y otra gente que esperaba el tren para subir gritaban ‘¡otra vez lo mismo!, ¡otra vez no!’. Mi cuñado dice que cuando entró la formación a la estación se escuchaban ruidos como de chispazos y después el estruendo del choque”, recuerda ya desde su casa en Ramos Mejía (en donde tomó el tren esta mañana, a 7 estaciones de Once), después de haberse hecho atender por sus propios medios en una clínica de Swiss Medical porque, afortunadamente, sólo sufrió algunos golpes. Más tarde fue trasladada (por la cobertura de la ART) al Sanatorio Dupuytren, adonde llegó el maquinista al mediodía que "estaba en camilla y con la nariz rota”.      

"La empresa puso en las vías esta semana nuevamente los trenes viejos –cuenta Ayelén sobre el ramal Sarmiento-, y eso que los habían sacado porque después del accidente en Castelar viajaban con trenes prestados de la formación San Martín. El servicio ahora venía con demoras de hasta 20 o 30 minutos, decían un horario y lo postergaban”. Biltes recuerda que quienes esperaban para subir a la formación, inmediatamente corrieron hacia adelante y "le empezaron a gritar ‘asesino’ al motorman. Lo querían linchar, la gente estaba muy indignada y nerviosa”.

 "En el momento del accidente, muchos íbamos parados porque estábamos por bajarnos en Once. Los que viajaban en la primera y segunda puerta salieron corriendo desesperados hacia el vagón de atrás porque no podían salir –rememora, todavía conmocionada-. A mí me ayudaron a salir dos gendarmes que abrieron la tercera puerta, y me di cuenta que salía humo en el sector del maquinista. De esta zafé porque no tenía prácticamente gente alrededor, por eso sólo tengo golpes que no son de gravedad”.

 

 

Por: Pablo Zama (colaborador)

 

0%
Satisfacción
0%
Esperanza
0%
Bronca
0%
Tristeza
0%
Incertidumbre
0%
Indiferencia

Comentarios

Otras Noticias