Estados Unidos

Fue el mejor fisicoculturista del mundo pero hoy usa silla de ruedas

Ronnie Coleman hoy es una figura cuya historia es símbolo de lucha y pese a todo seguir adelante.
sábado, 27 de marzo de 2021 18:08
sábado, 27 de marzo de 2021 18:08

Fue el "rey" del  fisicoculturista del mundo. Ganó miles de premios y el reconocimiento en diferentes países. Sin embargo un día su cuerpo le dijo basta y desde entonces, el quirófano se convirtió en el lugar de recuperación. Ronnie Coleman hoy es una figura cuya historia es símbolo de lucha y pese a todo seguir adelante.

Ronnie ganó numerosos premios, los primeros más importantes fueron el título Mr. Texas en 1990, la Copa Pro de Canadá en 1995 y en 1996; y el Gran Premio de Rusia en 1997. Con el correr de los años su cuerpo fue tomando mayores proporciones y perfeccionaba al estilo que ese mundo desea, pero como el dinero que se llevaba no era demasiado, seguía trabajando como oficial de Policía, mientras se esforzaba por alcanzar su máximo sueño: convertirse en Míster Olympia.

En diciembre de 1996, cuando estaba entrenando en el gimnasio haciendo sentadillas de 270 kilos, peso que consideraba “de calentamiento” ya que podía repetirlo hasta 15 veces sin cansarse, escuchó un sonido que lo alarmó. “Fue doloroso, se me movió el disco. Me estaba preparando para el Arnold Classic (...) Estaba subiendo en la octava y ¡bum! el disco. Yo no sabía qué había pasado, sólo escuché el ruido y pensé que quien me ayudaba me había golpeado para alentarme que siguiera. Pero me dijo que no me había tocado. Pregunté qué había sido ese sonido y no sabía”, recordó en su documental bautizado King, como lo apodaron por su talento en el escenario.

Foto: Infobae

De acuerdo al relato publicado por Infobae, al terminar su rutina de entrenamiento, se fue al hospital porque el dolor seguía después de la ducha y entonces se enteró de que tenía una hernia de disco. Pese a que sus médicos le recomendaron que no levantase tanto peso, el hombre que ya podía realizar una sentadilla con más de 350 kilos sobre su espalda continuó ejercitándose de esa forma y al poco tiempo le llegó la recompensa. En 1998 se coronó Mr. Olympia, título que repitió de manera ininterrumpida hasta 2005, algo que sólo él y el estadounidense Lee Haney (en la década del ’80) lograron.

Coleman se convirtió en un rey del escenario. Su tamaño, sus músculos, el tenor de sus venas y sus movimientos eran hipnóticos para los jueces que año a año lo elegían como el mejor en cada certamen en el que se presentaba y se ganó de inmediato la admiración de sus contrincantes, quienes admitían su superioridad y pasaron a competir directamente por el segundo puesto. Su transformación fue brutal: para 2004 llegó a pesar 134 kilos, casi 40 kilos más que los que ostentaba en su primera presentación en Mr. Olympia.

Foto: Infobae

Pero el esfuerzo de Ronnie escondía un dolor profundo que con el tiempo le trajo los peores problemas de su vida. El ex fisicoculturista que aún sigue ejercitándose en el gimnasio ha pasado 15 veces por el quirófano.

Los problemas con sus cadera y columna lo han acostumbrado al dolor, según él mismo reconoció en 2018, año en el que debía tomar hasta cuatro calmantes por día para al menos estar un puñado de horas sin sentir molestias en su cuerpo. Es que debido a su estilo de vida comenzaron los problemas de cadera y columna, por lo que necesitó de dos prótesis para poder caminar. Aquel deseo por tener los músculos más grandes del planeta volvió a su cuerpo completamente frágil y el gigante que desfilaba por los escenarios recibiendo trofeos y medallas pasó a necesitar una silla de ruedas para recorrer largas distancias y de muletas hasta para ir al baño.

En la actualidad le cuesta estar parado durante demasiado tiempo, según él mismo contó en algunas publicaciones en redes sociales de este año. Incluso, durante sus últimas vacaciones con su familia se fotografió con la silla de ruedas: “La he tenido durante 2 años. La uso siempre que tengo que viajar largas distancias o caminar largos períodos de tiempo”.

 

Comentarios