Susto

Detectaron cuatro positivos de coronavirus en su familia: "pensaba que mi hija no remontaba"

Helena Resano, contó el duro momento que le tocó vivir después que detectaran cuatro casos de coronavirus en su familia.
miércoles, 16 de septiembre de 2020 18:39
miércoles, 16 de septiembre de 2020 18:39

"Mi hija estuvo mal, con fiebre muy alta y apenas se podía mover". Con esas palabras la periodista de La Sexta, Helena Resano, contó el duro momento que le tocó vivir después que detectaran cuatro casos de coronavirus en su familia.

Todo comenzó cuando su hija empezó a sentirse mal y en un contexto de pandemia, los síntomas llevaron a que tuvieran que hisoparla. En ese contexto, los resultados del PCR le dieron positivo y eso derivó a que todos sus contactos estrechos se sometieran a la misma prueba para saber si estaban contagiados con coronavirus.

El resultado del estudio confirmó la sospecha, el virus lo habían contraído todos en la casa y ahí empezó el momento más difícil, cuando entendieron que los duros síntomas de la joven eran producto de la enfermedad.

"Hubo tres días que fueron preocupantes. Emma estuvo francamente mal, con fiebre muy alta, apenas se podía mover y lo teníamos que hacer entre mi marido y yo. La teníamos que bañar... se dormía todo el rato, tenía muchos dolores y no remontaba", comenzó explicando en el programa Más Vale Tarde.

"Afortunadamente tengo un hermano médico y amigos que iban guiándonos, pero hubo un momento que pensábamos que no iba a remontar", lamentó la periodista que destacó que su hija tiene 18 años de edad y no tenía patologías previas.

Pero el proceso de la enfermedad tuvo otra complicación y fue la angustia hasta que todos tuvieron los resultados. "En mi caso es una PCR muy rápida, tardan 24 horas en darme el resultado y doy positivo. En el caso de Emma tardaron cinco días en darnos el resultado y en ningún momento se ponen en contacto con nosotros durante ese periodo", lamentó.

"Cuando llega el positivo de Emma, el viernes, empiezan a activarse el PCR de ellos dos, que tardan ocho días en llegar. Durante todo ese tiempo no ha habido ninguna llamada de un rastreador", aseguró destacando que todo el trámite se pudo apurar porque intervino la empresa en la que trabaja.

"Podíamos haber seguido contagiando, pero afortunadamente en mi caso hubo una PCR en mi empresa que nos ayudó a confinarnos y luego ir avisando a nuestros propios contactos", relató.

"Cuando la médico llama el viernes para decir que la PCR de Emma ha sido positivo y le contamos que ya estábamos confinados los cuatro nos da las gracias por habernos confinado e intentar controlar el foco familiar", finalizó.

Comentarios