Mundo

Rusia y Ucrania intercambiaron 70 prisioneros

35 de cada lado, volvieron a sus respectivos países, en una operación que tuvo como epicentros dos aeropuertos: el ruso de Vnukovo, en Moscú; y el ucraniano de Borispol, cerca de Kiev.
sábado, 07 de septiembre de 2019 19:08
sábado, 07 de septiembre de 2019 19:08

Rusia y Ucrania concretaron hoy un intercambio de prisioneros, entre ellos el director de cine ucraniano Oleg Sentsov y 24 marineros de ese país detenidos en noviembre del año pasado en un incidente naval en el mar Negro, acuerdo que fue celebrado con énfasis por la Unión Europea y por el presidente de EEUU, Donald Trump.

Un total de 70 prisioneros, 35 de cada lado, volvieron a sus respectivos países, en una operación que tuvo como epicentros dos aeropuertos: el ruso de Vnukovo, en Moscú; y el ucraniano de Borispol, cerca de Kiev.

Un responsable de la Oficina del Presidente de Ucrania, Kirill Timoshenko, colgó en las redes sociales desde el interior del avión una fotografía de los presos ucranianos liberados pidiendo a los ucranianos que den la bienvenida a sus conciudadanos.

Por otra parte, la embajada de Rusia en Ucrania puso una fotografía en Twitter que muestra a los presos rusos entregados por Kiev.

"¡Los nuestros han sido liberados! Vuelan a casa. (Una liberación) buscada y esperada. ¡Sucedió!", se lee en el mensaje.

Entre los rusos intercambiados se encuentra el periodista Kiril Vishinski, director de la agencia estatal rusa RIA Nóvosti en Ucrania, que fue arrestado en 2018 bajo acusación de "alta traición" y recientemente puesto en libertad con cargos.

El presidente de Rusia, Vladímir Putin, había dicho el jueves que las negociaciones con Ucrania para el canje de prisioneros estaban próximas a su finalización.

Las relaciones entre Rusia y Ucrania se deterioraron en marzo de 2014 cuando Moscú anexó la península de Crimea, y rebeldes pro-rusos se sublevaron en dos regiones del este ucraniano.

Más de 13.000 personas han muerto en el conflicto en las regiones de Donetsk y Luhansk.

El proceso comenzó a allanarse el 11 de julio en la primera conversación telefónica que mantuvieron Putin y su par Vladímir Zelenski, desde que este último asumiera la Jefatura del Estado de Ucrania en mayo. Pero fue necesaria otra llamada, el 7 de agosto, para dar un impulso al canje.

"Llegamos a un acuerdo sobre la primera etapa del desbloqueo de nuestro diálogo, sobre el retorno de nuestros prisioneros, la devolución de nuestros territorios, y también alcanzamos un acuerdo sobre el cese de la guerra y acordamos crear grupos de trabajo", reveló hoy Zelenski en el aeropuerto de Boríspol.

El último gran canje de prisioneros había sido en 2017, pero no entre los dos gobiernos, sino entre Kiev y los rebeldes prorrusos, consignó la agencia EFE.

Zelenski dijo desde un principio que su máxima prioridad era conseguir la liberación de todos los presos ucranianos y poner fin a la guerra en el Donbás entre los rebeldes prorrusos -apoyados por Moscú, según Kiev- y el Ejército ucraniano.

Hacia Ucrania viajaron prisioneros de relevancia mediática: los 24 marineros detenidos por Rusia el 25 de noviembre en el mar Negro, cuando guardacostas rusos dispararon y les cerraron el paso por el estrecho de Kerch, cuando se dirigían al mar de Azov, y el cineasta Oleg Sentsov, premio Sájarov a la Libertad de Conciencia de la Eurocámara y condenado en 2015 a veinte años de prisión por Moscú, que lo declaró culpable de perpetrar dos ataques terroristas y de preparar un tercero en la península de Crimea.

Entre las personas que Kiev entregó a Moscú figura el periodista Kiril Vishinski, director de la agencia estatal rusa RIA Nóvosti en Ucrania, arrestado en 2018 bajo acusación de alta traición y recientemente puesto en libertad con cargos.

Según las imágenes difundidas por las televisiones rusas, también fue objeto del canje Vladímir Tsemaj, sospechoso y testigo clave en la investigación sobre el derribo del vuelo MH17 en julio de 2014 en el este de Ucrania con 298 personas a bordo.

El intercambio fue aplaudido y celebrado por Europa y sus líderes, que elogiaron la vocación al diálogo de Moscú y Kiev y hablaron, además, de una "señal de esperanza".

El ministerio de Relaciones Exteriores de Italia "celebra la liberación de prisioneros entre Ucrania y Rusia", dijo un comunicado de la Farnesina, que juzgó al hecho “un paso para reconstruir la confianza y relanzar negociaciones bilateral".

Para la canciller alemana, Angela Merkel, lo ocurrido es "una señal de esperanza", por lo que "vale la pena seguir trabajando para implementar los acuerdos de Minsk".

El entendimeinto entre Moscú y Kiev "atestigua la voluntad de Rusia y Ucrania de reanudar el diálogo", afirmó a su turno el ministro de Relaciones Exteriores francés, Jean Yves Le Drian, según la agencia Ansa.

En tanto, la vocera de la OTAN, Oana Lungescu, conmsidró las devoluciones de los prisioneros “un paso en la dirección correcta”

Finalmente, la Alta Representante de la UE para Asuntos Exteriores, Federica Mogherini, indicó que "la Unión Europea espera que todas las partes se inspiren en este impulso".

El estadounidense Donald Trump, en tanto, apeló a su cuenta de la red Twitter para festejar el acuerdo: "Quizás sea un primer paso gigante hacia la paz. Excelentes noticias", escribió.

Fuente: Télam.

Comentarios