Fenómeno

Después de 20 años, habrá Luna llena un viernes 13

Para las personas supersticiosas, un viernes 13 es mala fecha para viajar, firmar documentos o tomar decisiones importantes. ¿La Luna tiene algo que ver?
viernes, 13 de septiembre de 2019 00:00
viernes, 13 de septiembre de 2019 00:00

Este viernes se producirá la denominada Luna de Cosecha. Si bien el fenómeno ocurre anualmente durante septiembre, en 2019 tendrá una característica especial: coincidirá con el viernes 13, generando un halo de superstición en torno a este fenómeno natural.

El concepto de Luna de Cosecha nació hace casi 90 años, en 1930 en Maine, EE.UU, cuando en el Almanaque de Granjeros de la ciudad, bautizaron a todas las Lunas llenas del año con un nombre. Así como la de septiembre fue de la Cosecha, la de enero fue del Lobo, la de mayo de las Flores, la de octubre del Cazador y la de noviembre del Castor, entre otras.

Esta Luna llena es catalogada como las más cercana al equinoccio otoñal en el hemisferio norte del planeta, y entre sus características, destaca que entrega 25 minutos adicionales de luz, lo que en términos agrícolas, significa 25 minutos más para cosechar. Si se multiplica ese tiempo, por los millones de agricultores que existen en EE.UU, las ganancias son importantes.

“Durante todo el año, la Luna brilla para la Tierra un promedio de 50 minutos más tarde cada noche. Sin embargo, cuando se acerca el equinoccio de Otoño, esta diferencia se reduce de 25 y 30 minutos en el norte de Estados Unidos“, explica la Nasa.

Pero lo que la hace especial en esta oportunidad y por lo que ha despertado un interés adicional, es que sea viernes 13, fecha asociada históricamente a la mala suerte (aunque en otras partes del mundo es martes 13). Para las personas supersticiosas, un viernes 13 es mala fecha para viajar, firmar documentos o tomar decisiones importantes. De ahí nace el dicho: Viernes 13, no te cases, ni te embarques.

Alfonso Cordero, agrónomo de la Universidad Católica de Valparaíso, señala que la Luna de Cosecha tiene que ver con las constelaciones “para la Tierra, para la hoja, flor y fruto, y su energía. Cuando se produce este fenómeno, es cuando mayor energía tiene el fruto, por ende será de mejor calidad y vida post cosecha”.

Técnicamente, este fenómeno marca el incio oficial del otoño boreal (en el hemisferio norte), ya que la Luna está posicionada en el ángulo más superficial del horizonte de la Tierra, lo que acorta el período entre que el Sol se pone y sale la Luna. Debido a esto, el tamaño del satélite natural se reduce 14% en relación a una Luna llena común.

La última vez que coincidió una Luna llena de Cosecha con un viernes 13 fue en 2000, hace casi 20 años. Mientras que la próxima oportunidad que veamos un fenómeno similar, será en 2049.

Otro elemento que le da fuerza a la fusión de la Luna de Cosecha con un viernes 13, es que la Luna se verá de un color rojizo. Esto es asociado a Halloween y las calabazas, que tienen un color y forma similar. La luz que emite, atraviesa en una mayor cantidad la atmósfera, lo que entrega esta apariencia rojiza. Astronómicamente es conocido como Dispersión de Rayleigh.

El folclore y las creencias populares, que también han bautizado a esta Luna como Luna de Vino, aprovechan la ocasión y celebran a través de fiestas, rituales y festivales, asociados a Luna.

Fuente: La Tercera

Comentarios

Otras Noticias