¿Te atrevés?

Antrum, la aterradora película que supuestamente te mata si la mirás

La cinta cuenta con un pasado maligno y la hicieron desaparecer tras producirse muchas muertes. Sin embargo, resurgió y planean reestrenarla.
domingo, 28 de abril de 2019 17:50
domingo, 28 de abril de 2019 17:50

Varios filmes originaron leyendas malignas que relatan tragedias como muertes inesperadas, accidentes catastróficos y otros hechos inexplicables, que suelen generar un marcado sentimiento de miedo en muchos espectadores. Curiosamente, algunos están vinculados a los géneros de terror y suspenso. ¿Será una coincidencia? Veamos: "Poltergeist", "El conquistador", "La dimensión desconocida" (también conocida como "Al filo de la realidad"), "La profecía", "El exorcista", "El juego de la muerte", "Rebelde sin causa", "El bebé de Rosemary", "Vidas rebeldes" y "El cuervo" son algunas de las muchas películas que están observadas por dejar secuelas alarmantes. Sin embargo, quizá existe otra que está realmente maldita y será relanzada en la brevedad. La mención es para "Antrum: The Deadliest Film Ever Made" (cuya traducción es "Antrum", el filme más letal jamás hecho), que fue codirigida por el canadiense David Amito y el estadounidense Michael Laicini. La realización, que data de la década de 1970, desapareció poco después de estrenarse, antes de volver a reaparecer inesperadamente en 1988.

Realizado en la década de los años '70, "Antrum" es un filme extraño, en el que se cita continuamente la búsqueda del demonio.
Después de proyectarse en un festival de cine en Budapest (Hungría), los cines-teatros se incendiaron y varios de los presentes murieron en circunstancias misteriosas. Años más tarde, hubo una especie de rebelión en una sala de San Francisco, donde casualmente se proyectaba Antrum, y debido al caos que se generó, que generó incidentes entre los presentes, la única copia física del filme desapareció. Con semejante historia, parecía que aquel hecho en suelo californiano culminaba una serie de sucesos nefastos... Pero no, seguirá en circulación, porque como muchas otras cosas, vuelve. ¿El motivo? será presentada en el Festival Internacional de Cine Fantástico de Bruselas (Bélgica), a finales de abril, y además ya se anunció que se estrenará en los cines a finales de este año en varios países de Europa, y a nivel global en 2020. Lo más increíble es que, dada la mala fama acumulada, advierte que como la película podría provocarte la muerte, lo que ya es suficientemente aterrador, además en su proyección se pasa una breve introducción que incluye un descargo de responsabilidad legal, para aquellos que sean lo suficientemente valientes como para sentarse a verla.


Y un día reapareció

El director y productor Eric Thirteen fue quien encontró la película en octubre pasado, mientras asistía al Festival de Cine de Horror de Brooklyn. "Allí estaba... Normalmente, todos están promocionando sus proyectos, es muy fácil hablar con la gente sobre lo que se está mostrando y, sin embargo, a pesar de que la estaban proyectando, no pude conseguir que nadie me dijera qué diablos había sucedido con esta película de la que todos hablan. Ahí fue cuando tuve que verla, un filme que no se está proyectando en ningún otro lugar, que no tiene registros en Internet, sobre lo que no se puede encontrar nada", agregó.


La trama trata sobre un hermano y una hermana (Rowan Smyth y Nicole Tompkins) que se aventuran a adentrarse en un bosque para buscar su camino hacia el infierno, con la intención de poder salvar el alma de su perro recientemente fallecido. Además de la trama, la película también cuenta con declaraciones de estilo documental e información sobre enigmáticos eventos que ocurrieron en relación con la historia, así como debates sobre ocultismo.

"Originalmente, estaba en árabe y luego se perdió durante años y se volvió a recuperar. Tiene todas estas notas donde alguien intentó traducirlo, pero tal vez fue un intento desafortunado porque murieron en el proceso. Hay notas garabateadas en los márgenes y cada vez que la película se pierde y se recupera, se le agregan nuevas piezas de mosaico".


En cuanto a la decisión de si hay que ver o no "Antrum", Thirteen especula: "Hay ciertas personas que dicen: ‘Ok, una película maldita... ¿Seré maldecido?’ Pero hay otros que replican: ´Por supuesto que no serás maldito por una película, no seas ridículo’. Y luego hay quienes pensarán en los días posteriores de haber visto la proyección. Querés mostrárselo a tu amigo, y en medio de la proyección, ¿les decís que es una película maldita? ¿Hacés una broma al respecto? Está en tu vida ahora, estás hablando de eso, estás tomando decisiones al respecto. La forma en que el filme te sigue en el mundo real, esa es la verdadera maldición", termina diciendo.

Con fama por traer mala suerte, pobreza, enfermedad e incluso provocar la muerte, los objetos malditos siempre resultaron atractivos para los amantes de lo paranormal. En el entretenimiento también aparecen estas cuestiones que desenfocan y generan terror o dramatismo. Sin ir más lejos, además de las mencionadas películas también existen videojuegos caratulados como "malignos". El más conocido es la historia es Polybius, que supuestamente tenía la capacidad de inducir diversas perturbaciones mentales y finalmente provocar el suicido a todo aquel que jugara. En 1981 Polybius apareció en las casas de Arcade, en los suburbios de Porthland, Estados Unidos. Para empezar, su mecánica era muy curiosa: el jugador controlaba una nave que disparaba a distintos enemigos, pero estos rotaban alrededor de la nave, que permanecía fija. Como tenía muchos efectos y gráficos de colores vivos pronto se convirtió en el favorito de jóvenes aficionados a esta clase de entretenimiento.


Así, rápidamente, y mientras ganaba una enorme popularidad, muchos comenzaron a darse cuenta de que el juego estaba lleno de mensajes subliminales. No sólo eso, enseguida que una persona comenzaba a jugarlo y se familiarizaba con su mecánica generaba adicción. Los mensajes instaban en algunos casos al conformismo y a apagar cualquier llama de creatividad de los usuarios, Para eso, se valía de frases contundentes como: "No Imagination" (sin imaginación) "No Thought" (sin pensamiento), "Conform" (confórmate), "Honor apathy" (honra la apatía), "Do not question authority" (no cuestiones a la autoridad), que en todos los casos trataba de achicar la autoestima de quien lo jugaba. Otros mensajes guardaban un mensaje aún más siniestro: "Kill Yourself" (mátate) y "Surrender" (ríndete), aunque eran los menos. Por si fuese poco, había otros síntomas perturbadores como tics nerviosos, vómitos, mareos, alucinaciones auditivas y ópticas, ataques epilépticos y terrores nocturnos.


Varios jóvenes que compitieron en esos años sufrieron enormes perturbaciones de carcaterísticas psicológicas, y aunque no existen algún tipo de registro sobre hechos fatales inducidos por Polybius, algunos adolescentes que lo utilizaron llegaron a lacerarse, dañar su físico y, en contados casos, se cree que terminaron con sus vidas.

Fuente: Crónica.

Comentarios