Vaticano

Francisco advirtió a los jóvenes que no sean presa fácil de grupos políticos

En un documento de estilo pastoral, en el que casi no hay citas de autores laicos a lo largo de los 299 puntos de nueve capítulos, Jorge Bergoglio hace suyas las conclusiones del Sínodo de 2018 sobre la juventud.
martes, 02 de abril de 2019 11:44
martes, 02 de abril de 2019 11:44

El papa Francisco advirtió a los jóvenes que no sean "presa fácil de grupos políticos o poderes económicos", al tiempo que los convocó a no dejarse robar "la esperanza y la alegría". En su nueva exhortación apostólica "Christut Vivet" (Cristo vive), Jorge Bergoglio recoge las conslusiones del Sínodo dedicado a la juventud en 2018 y recorre problemas como la "colonización ideológica", reclama por trabajo para los jóvenes, critica los abusos en la Iglesia y les plantea peligros y desafíos del mundo digital.

En un documento de estilo pastoral, en el que casi no hay citas de autores laicos a lo largo de los 299 puntos de nueve capítulos, Jorge Bergoglio hace suyas las conclusiones del Sínodo de 2018 sobre la juventud y agrega su voz propia para reforzar ejes importantes. "Muchos jóvenes son ideologizados, utilizados y aprovechados como carne de cañón o como fuerza de choque para destruir, amedrentar o ridiculizar a otros", reclama el Papa en la primera denuncia de su nuevo texto.

"Y lo peor es que muchos son convertidos en seres individualistas, enemigos y desconfiados de todos, que así se vuelven presa fácil de ofertas deshumanizantes y de los planes destructivos que elaboran grupos políticos o poderes económicos", advierte Bergoglio. Las dificultades de los jóvenes globales, como el HIV y diversos tipos de disciminaciones aparecen en la voz del documento sinodal. 

Pero Bergoglio advierte, justo en momentos en los que la cuestión femenina se ha vuelto central en el Vaticano: "Cuando además son mujeres, estas situaciones de marginación se vuelven doblemente dolorosas y difíciles". "En muchos países pobres las ayudas económicas de algunos países más ricos o de algunos organismos internacionales suelen estar vinculadas a la aceptación de propuestas occidentales con respecto a la sexualidad, al matrimonio, a la vida o a la justicia social", lamenta el Papa. "Esta colonización ideológica daña en especial a los jóvenes", critica en la que es su cuarta exhortación como Papa en seis años.

Para tratar la sexualidad el Papa introduce también su voz y plantea: "Los jóvenes reconocen que el cuerpo y la sexualidad tienen una importancia esencial para su vida y en el camino de crecimiento de su identidad".  "Sin embargo, en un mundo que enfatiza excesivamente la sexualidad, es difícil mantener una buena relación con el propio cuerpo y vivir serenamente las relaciones afectivas", agrega, antes de volver a valerse del documento sinodal para lamentar que "la moral sexual suele ser muchas veces 'causa de incomprensión y de alejamiento de la Iglesia, ya que se percibe como un espacio de juicio y de condena'". 

El Papa también usa sus palabras para dedicarse a los desafíos de la digitalización en la vida cotidiana. 
"La web y las redes sociales han creado una nueva manera de comunicarse y de vincularse, y son una plaza en la que los jóvenes pasan mucho tiempo y se encuentran fácilmente, aunque el acceso no es igual para todos, en particular en algunas regiones del mundo'", enmarca. 

También se refiere a los abusos en la Iglesia y recuerda que "en los últimos tiempos se nos ha reclamado con fuerza que escuchemos el grito de las víctimas de los distintos tipos de abuso que han llevado a cabo algunos obispos, sacerdotes, religiosos y laicos". Y agrega que "gracias a Dios, los sacerdotes que cayeron en estos horribles crímenes no son la mayoría, que sostiene un ministerio fiel y generoso", antes de pedirles que se involucren para la prevención de "estas atrocidades". 

"No dejes que te roben la esperanza y la alegría, que te narcoticen para utilizarte como esclavo de sus intereses", reclama antes de pedir por trabajo para la juventud, aunque con una advertencia de peso: "Ruego a los jóvenes que no esperen vivir sin trabajar, dependiendo de la ayuda de otros. Eso no hace bien", les dice.

Fuente: Telam

Comentarios