Salud

Una mujer dio a luz después del primer trasplante de útero de un donante muerto

El receptor del útero cadavérico fue una mujer anónima de 32 años nacida sin matriz debido a un raro trastorno genético.
miércoles, 05 de diciembre de 2018 00:00
miércoles, 05 de diciembre de 2018 00:00

Una mujer pudo dejar atrás la pesadilla de la infertilidad y dio vida después de que fuera sometida a un trasplante de útero de un donante cadavérico. El hecho que marcó un antes y un después en la ciencia médica se dio en Brasil donde el hecho ya generó gran repercusión en todo el mundo.

Hasta este momento se venían realizando con éxito trasplante de úteros pero con donantes vivos, normalmente de parientes cercanos, para ayudar a los pacientes a concebir. Pero hasta ahora, los intentos de usar un trasplante de una mujer muerta habían fracasado.

Según publicó The Sun, la llegada de una niña saludable, gracias al vientre de un donante fallecido, fue calificada como un cambio en lo pronósticos y los expertos dicen que el desarrollo "ampliará enormemente" el acceso al tratamiento.

Charity Womb Transplant UK estima que una de cada 500 mujeres en edad fértil padece infertilidad por factor uterino absoluto. Esto significa que no pueden tener un embarazo, y actualmente solo pueden tener un hijo relacionado biológicamente a través de la subrogación .

Diez intentos anteriores, en Estados Unidos, República Checa y Turquía, de trasplantar con éxito un útero tomado de un donante muerto, habían fracasado. La noticia del procedimiento exitoso fue divulgada en The Lancet.

El receptor fue una mujer anónima de 32 años nacida sin matriz debido a un raro trastorno genético. En septiembre de 2016, le ofrecieron un trasplante de útero en el Hospital das Clinicas de Sao Paulo. El órgano fue tomado de un donante de 45 años que había muerto de una hemorragia cerebral.

Los cirujanos pasaron casi 11 horas en el útero conectando venas, arterias, ligamentos y canales vaginales.

"El uso de donantes fallecidos podría ampliar enormemente el acceso a este tratamiento, y nuestros resultados proporcionan una prueba de concepto para una nueva opción para mujeres con infertilidad uterina", expresó el médico Dani Ejzenberg, de la Facultad de Medicina de la Universidad de Sao Paulo.

Los primeros trasplantes de útero de donantes vivos fueron un hito médico, creando la posibilidad de un parto para muchas mujeres infértiles. "Sin embargo, el número de personas dispuestas y comprometidas a donar órganos luego de su propia muerte es mucho mayor, lo que ofrece una población potencial de donantes mucho más amplia", agregó.

Siete meses después de la cirugía, a la mujer se le implantaron ocho óvulos fertilizados en el útero del donante. No se informaron complicaciones y una niña que pesaba 6.6 libras nació por cesárea a las 35 semanas y tres días en diciembre de 2017.

 

0%
Satisfacción
100%
Esperanza
0%
Bronca
0%
Tristeza
0%
Incertidumbre
0%
Indiferencia

Comentarios