Mensaje

Madre sobrevivió con sus hijos en un brutal accidente

Jenna Casado Rabberman conducía una camioneta Honda acompañada por su bebé de 6 meses y su hijo de 3 años y chocó cuando iba rumbo a su casa. El cinturón de seguridad los salvó a todos.
sábado, 30 de septiembre de 2017 00:00
sábado, 30 de septiembre de 2017 00:00

El hecho sucedió en la ciudad de Lancaster y rápidamente su historia se hizo viral. Una mujer tuvo un brutal accidente en su auto y de milagro no terminó en tragedia. Es que Jenna Casado Rabberman conducía una camioneta Honda acompañada por su bebé de 6 meses y su hijo de 3 años cuando la desagracia se les cruzó en el camino.

Es que un auto los impactó fuertemente y los niños salieron ilesos gracias al cinturón de seguridad. "Mis hijos escaparon sin un rasguño pero los médicos me dijeron que podría haber sido muy diferente si no me hubiera tomado los 2 minutos adicionales para abrocharlos correctamente", escribió Jenna en su cuenta de facebook relatando que todo ocurrió cuando volvían a su casa después del jardín.

El mensaje que publicó en las redes sociales es mucho más largo y el texto fue compartido con una foto del vehículo completamente destrozado pero los asientos de los niños, intactos. "Pongan a sus hijos en las sillitas del auto, no importa cuando pataleen, griten o se peleen", escribió la publicación de Facebook, que fue compartida más de 200 mil veces en pocos días. "

Lee el post completo

No soy de las que publican cosas demasiado pesadas o personales en Facebook, pero los chicos... Esta es la razón por la que hay que abrocharlos en las sillitas del auto correctamente cada vez que subimos. Incluso cuando gritan porque las correas están apretadas. Incluso cuando se quejan del broche del pecho o de que van mirando hacia atrás. Ayer paramos para merendar cuando volvíamos a casa después del jardín... Estábamos a minutos llegar cuando otro coche se estrelló contra nosotros. Nunca pensás que te puede pasar a vos. Mis hijos escaparon sin un rasguño pero los médicos me dijeron que podría haber sido muy diferente si no me hubiera tomado los 2 minutos adicionales para abrocharlos correctamente. Voy a estar bien, mis hijos están bien, todo lo demás puede ser reemplazado. Agradezco a Dios por mantenernos a salvo.

Comentarios