Ciencia

Conocé nueve datos nuevos sobre la mente humana

Nuestro cerebro encierra muchos misterios. Conocé algunos de ellos que afectan nuestra memoria y reacciones.
lunes, 07 de marzo de 2016 16:14
lunes, 07 de marzo de 2016 16:14
La mente humana es algo sorprendente que sigue revelando los datos más asombrosos. Además, muchos mitos han girado en torno al estudio del cerebro humano y se han perpetuado creencias falsas.
 
A continuación, presentamos las nueve curiosidades que Infobae preparó sobre la mente y su funcionamiento.

1. Al dormir, siempre se sueña
Lo que coloquialmente se llama "estar en el quinto sueño" es, en realidad, el quinto estadío del ciclo del descanso. Esta fase se conoce como fase MOR (sueño de movimiento ocular rápido o REM, por sus siglas en inglés) donde los músculos están inmóviles, el cerebro está muy activo y los ojos se mueven de un lado a otro por debajo de los párpados. Esta actividad hace que en este momento se sucedan los sueños más "bizarros" con historias detalladas y alusiones a la vida real.

La ciencia ha demostrado que apenas se puede retener el 10% de esos sueños y la mitad de esos recuerdos tienden a ser olvidados luego de 5 minutos de estar despiertos (a causa de que la atención se va posando en diversos estímulos).

Un buen ejercicio para recordar las representaciones oníricas es escribir detalladamente todo lo soñado inmediatamente al despertar. Esta práctica puede ayudar a recordar los sueños más a largo plazo y con mejor claridad.

2. Cerebro masculino y cerebro femenino
Un dato no muy conocido es que el cerebro de los hombres es levemente más pesado que el de las mujeres. El cerebro de los varones pesa 1400 gramos en promedio mientras que el de las mujeres, 1250 gramos. Pero ¿qué significa eso?

El tamaño del cerebro no tiene relación directa con la inteligencia, sino que se trata simplemente de una cuestión de proporciones: mayor cuerpo, mayor tamaño cerebral.

3. Estamos "programados" para huir del peligro
En este punto el humano casi no se diferencia de algunas especies animales. Ante situaciones de peligro, amenaza o miedo, el cuerpo activa una serie de mecanismos que preparan al individuo para huir y evitar el factor amenazante y poder sobrevivir.

Algunas de las reacciones son la liberación de adrenalina, el aumento de la frecuencia cardíaca, la contracción de los vasos sanguíneos preparando el corazón para un esfuerzo físico de alta intensidad como correr.

Aunque esto no es algo nuevo en el cuerpo humano, con las transformaciones de la vida moderna sucede que muchas personas activan este mecanismo en situaciones que identifican como amenazantes pero que no lo son. Como resultado, se producen diversos trastornos psicológicos como la ansiedad.

4. Dormir para crecer
Durante el descanso, el cerebro segrega grandes cantidades de la hormona encargada del crecimiento de músculos y huesos. Además, ayuda a renovar los tejidos y evitar signos de envejecimiento. De todas formas, para que esto se dé correctamente, se debe dormir una determinada cantidad de tiempo, al menos las ocho horas de sueño recomendadas.

5. Las extremidades invisibles
Este fenómeno es muy común en personas que han sufrido la amputación de una extremidad. Posteriormente comienzan a sentir que ese miembro sigue estando en su lugar o incluso dolor.

La realidad es que la culpa de todo esto es del cerebro. Un área cerebral encargada de regular la movilidad y el tacto del miembro sigue activa, exactamente de la misma forma en que lo estaba antes de la lesión, y en ausencia de estímulos nerviosos reales tiende a crearlos generándose así la ilusión de que la parte faltante sigue allí.

6. El trastorno que impide reconocer caras
Los casos en los que las personas no pueden reconocer rostros se deben a un trastorno denominado prosopagnosia (del griego prosopon, que significa "rostro" y agnosia, que refiere a "falta de conocimiento").

Este desorden genera que la persona no pueda en absoluto reconocer rostros familiares y tenga que recurrir a otras características como la forma de caminar, el tono de voz o alguna otra pista que les resulte de utilidad para saber a quién tienen enfrente. En casos más severos, no llegan a reconocerse a ellos mismos delante de un espejo o en una fotografía.

7. Un antidepresivo que provoca orgasmos incontrolables
Algunos fármacos contra la depresión tienen un componente llamado clomipramina. Estos medicamentos se usan también para la ansiedad, fobias y otros trastornos. Una parte de las personas que fueron tratadas con este componente químico reportaron que llegaban a experimentar orgasmos incontrolables al bostezar, tanto hombres como mujeres.

8. La amnesia sí permite recordar
El famoso recurso cinematográfico y televisivo donde una persona padece amnesia y pierde todos sus recuerdos pasados, no funciona exactamente así. Esa afección se denomina amnesia retrógrada y es muy poco habitual.

El tipo de amnesia más común es la llamada anterógrada, en la que la persona se acuerda perfectamente de casi todo lo ocurrido en su vida antes del evento que produjo la lesión, pero no puede retener recuerdos a corto plazo. En este tipo de desorden, la persona no puede fijar los recuerdos, por lo que olvida todo a medida que lo va viviendo, no inmediatamente.

Un ejemplo de amnesia anterógrada es la película Como si fuera la primera vez con Adam Sandler y Drew Barrymore. En ella, la protagonista sufre un accidente que le provoca una lesión a nivel cerebral con una posterior amnesia que le impide recordar lo que pasó luego del hecho, pero sí sus relaciones y recuerdos anteriores al accidente.

9. El cerebro entiende palabras mientras dormimos
Varios científicos han estudiado cómo sacar provecho de las horas de descanso. Afortunadamente, descubrieron que el cerebro es capaz de desarrollar diferentes tareas durante el sueño, especialmente las consideradas automáticas.

El cerebro dormido realiza tareas automáticas de forma inconsciente y es capaz de reconocer palabras, sonidos y su significado, ayudando en el proceso de memorización y fijación de recuerdos.
 

Comentarios