Escándalo

El video de un sacerdote aspirando cocaína rodeado de objetos nazis, escandaliza al mundo

Una vez conocido el caso, el cura aseguró en el diario Ruth Warrander que 'fue sólo una noche y eso fue todo. No tengo problemas con drogas'.
lunes, 29 de febrero de 2016 16:21
lunes, 29 de febrero de 2016 16:21
Un video en el que se ve a un cura aspirando cocaína de un plato escandaliza al mundo entero. Sucedió durante una fiesta en Irlanda del Norte y el protagonista es el sacerdote católico Stephen Crossan, de 37 años, cuyo hecho quedó registrado en un video que se difundió al mundo por el diario The Sun.
 
En el video se lo ve primero con un cigarrillo común en una mano y una bebida negra en otra. En primer plano se ve un plato vacío con dos tarjetas. Luego alguien lo invita a aspirar y se ve en el mismo plato dos líneas de polvo blanco (que se supone que es cocaína) que él respira. "No debería hacerlo", dice antes sin embargo no se detiene en ningún momento a pensarlo y prosigue.
 
Una vez conocido el caso, el cura aseguró en el diario Ruth Warrander que "fue sólo una noche y eso fue todo. No tengo problemas con drogas".

Según la fuente de The Sun, que reprodujo Infobae, en la casa había recuerdos nazis de todo tipo: banderas, sombreros y un águila con esvásticas, entre otras cosas. La misma persona contó que Crossan recibía a sus invitados con un saludo nazi y detalló que sí tomaba mucho alcohol.

"La casa era preciosa, pero nos sorprendió ver el material nazi. Estaba por toda la casa", narró. Y agregó: "En un momento Stephen se puso una gorra e hizo el saludo nazi. Es impactante. Se supone que debe ser un miembro honorable de la sociedad. No debería estar consumiendo drogas".

Pero Crossan se defendió: "No soy nazi. Colecciono cosas históricas. Hay cosas de todos los países", afirmó. The Sun explicó que el sacerdote sufría depresión al momento del episodio.

Crossan, que estudió para el sacerdocio en el Colegio de San Patrick Maynooth, salió de la Iglesia a consecuencia de este hecho, pero aseguró que recibe apoyo de la parroquia.

Comentarios