Advertencia

Los asientos de avión no están preparados para una persona gordita o alta

Así lo aseguró un informe científico español que advirtió que los asientos son 'cada vez más chicos', 'el cuerpo del ser humano aumentó de manera significativa en las últimas generaciones'.
miércoles, 06 de enero de 2016 08:40
miércoles, 06 de enero de 2016 08:40
Los asientos de los aviones no están preparados para llevar a personas gorditas, e incluso a las de peso normal también les resulta incómodo. Así lo aseguró un informe científico español que advirtió que los asientos son "cada vez más chicos", "el cuerpo del ser humano aumentó de manera significativa en las últimas generaciones". 

"Una persona normal no cabe bien en un asiento de avión”, indicó a El País Jordi Porta, catedrático del Instituto Nacional de Educación Física de Cataluña (Infec Barcelona) y miembro de la Sociedad Internacional para el Avance de la Cineantropometría (Isak). La cineantropometría es el área de la ciencia que estudia las medidas y composiciones del cuerpo humano.

Y la advertencia parte desde la observación y la práctica. El estudio indica que entre una butaca y la que está enfrente, la distancia es tan corta que la movilidad de la persona se hace difícil. Esa distancia suele oscilar entre los 76 y los 85 centímetros en clase turista, pero en algunos aviones puede llegar a comprimirse hasta los 73,6 centímetros. 

"El incremento en el número de plazas por vuelo con finalidad de mejorar la rentabilidad económica podría estar ocasionando una serie de problemas ligados a la postura y sobrecargas musculares”, indicó el fisioterapeuta Pablo Wagner del Infec quien indicó que los asientos de la clase turística actuales son un problema para quienes miden más de 1,74 centímetros. 
Pero la advertencia es peor si se la mide con relación a los efectos sobre la salud. Según un estudio hecho en el Hospital Universitario de Tübingen (Alemania), que reprodujo el portal de noticias La Voz del Interior, el poco espacio durante el vuelo "dificulta levantarse para hacer ejercicio regular, perturba la respiración, restringe el tránsito gastrointestinal y la circulación normal de la sangre que puede causar un edema o la isquemia de las extremidades inferiores”.

En España, varios investigadores están trabajando en el proyecto Pitch-Salud que tiene como objetivo actualizar las medidas del hombre español a partir de 43 variables como el peso, la talla y la longitud de las piernas. Es que se sabe que entre 1910 y 1987 los españoles habían crecido diez centímetros. Según las primeras estimaciones, los asientos deberían ser de entre 83,8 y 88,9 centímetros. "Esperamos que estos estudios puedan servir para impulsar cambios normativos en los aviones”, indicaron.


Comentarios