Mala comparación

Marissa Mayer, CEO de Yahoo, es llamada "Evita" por sus empleados

La CEO tiene un discutido liderazgo y sus empleados la consideran ambiciosa y con un alto ego. Le dicen 'Evita' haciendo referencia a Eva Perón.
martes, 12 de enero de 2016 00:00
martes, 12 de enero de 2016 00:00
En una nota publicada por el diario New York Times sobre la pésima situación que atraviesa la compañía Yahoo y el discutido liderazgo de su CEO, Marissa Mayer, un conocido personaje de la historia argentina hace una inesperada aparición.

De acuerdo al duro artículo, titulado "La fuga de cerebros en Yahoo demuestra una pérdida de fe dentro de la compañía", empleados de la empresa han puesto a Mayer el apodo de "Evita" para señalar su disconformidad con la ejecutiva.

"La moral ha caído tan bajo que algunos empleados se refieren a Mayer, presidente ejecutivo de Yahoo, como Evita–en alusión a Eva Perón, la ex primera dama de Argentina, cuyo descomunal ego y ambición por el poder y riqueza fueron narrados en musical con su nombre", precisa el New York Times.

La nota advierte que Mayer, quien fue contratada en 2012 para revertir la pérdida de terreno de Yahoo frente a los más populares Google y Facebook, algo que todavía no consiguió, verá su popularidad disminuirse aún más en el futuro, cuando haga efectivo los despidos de 11 mil empleados que tiene previsto.

"Más de un tercio de la fuerza laboral de la empresa se ha ido en el último año (...). Preocupada por la fuga de cerebros, Mayer ha estado aprobando paquetes de retención fuertes –en algunos casos, millones de dólares– para persuadir a la gente a rechazar ofertas de trabajo de otras empresas. Pero esos bonos han tenido el efecto secundario de crear resentimiento entre los otros empleados de Yahoo que se han quedado y no han buscado trabajo en otros lugares", explica la nota.

Según varios reportes aparecidos en la prensa el año pasado, numeros accionistas de Yahoo quieren que despedir a la CEO, algo que sería sumamente oneroso para la empresa. Se calcula que tendría un costo de 25 millones de dólares de indemnización.

Comentarios