Brasil

Corrupción en Petrobras: investigan a más de 30 políticos

El mayor escándalo financiero que ha llegado a la Justicia en Brasil, supera ya los 4.000 millones de dólares en pérdidas para el fisco. La presidenta habría quedado fuera de la lista de investigados.
sábado, 7 de marzo de 2015 14:55
sábado, 7 de marzo de 2015 14:55
La presidenta Dilma Rousseff, ha quedado en principio fuera de la lista de investigados, cuando menos mientras dure su presente mandato, pero no así las condiciones en que se financió la campaña electoral 2010, que la llevó por primera vez a la presidencia del Brasil.

La situación ha generado una tormenta política en el país, ya que los presidentes de las dos cámaras legislativas, pertenecen al PMDB, un partido aliado del PT a la hora de gobernar y cuyos votos son decisivos a la hora de aprobar leyes.

El presidente de la Cámara de Senadores y del Congreso, Renán Calheiros y el presidente de la Cámara de Diputados, Eduardo Cunha, aparecen ahora imputados, en tanto "la instauración de investigaciones fue considerada viable porque hay indicios de ilegalidad”, afirma el comunicado de la Corte Suprema de Justicia.

La llamada "lista de Janot” tiene ahora 49 nombres que se han hecho públicos, de los cuales 47 pertenecen a autoridades presentes o pasadas en la administración de Gobierno. La "lista de Janot”, recibe el nombre del procurador general Rodrigo Janot, que presentó los documentos a la Suprema Corte, haciéndose popularmente famoso por su definición que los contratos fraudulentos entre Petrobras y las contratistas tenían "reglas previamente establecidas, semejantes al reglamento de un campeonato de fútbol”.

El mayor escándalo financiero que ha llegado a la Justicia en Brasil, supera ya los 4.000 millones de dólares en pérdidas para el fisco, a través de la red de negociados entre empresas constructoras que se repartían de modo totalmente irregular los contratos de Petrobras. Los dineros mal habidos, terminaron en cuentas particulares o financiando partidos políticos, según ha confesado los acusados que se atienen a la posibilidad de reducir sus penas a cambio de dar información de lo ocurrido.

El "Petrolao” como se conoce en Brasil a la megatrama de corrupción, ha rozado en varias oportunidades la presidenta Dilma, pero de momento la primera mandataria tiene "inmunidad temporal” para una persecución de corte penal. Los fiscales intentan probar quen Antonio Palocci, ex ministro de Hacienda de Lula, y ex jefe de Gabinete de Dilma, pidió tres cuartos de millón de dólares a operadores financieros para financiar la campaña de Dilma, según consta en un documento que ha hecho público la fiscalía.

Fuente: La red 21.

Comentarios