Tragedia aérea en Francia

El copiloto dijo que un día todos iban a repetir su nombre

La ex novia del copiloto que estrelló la aeronave dijo que Andreas Lubitz le había dicho que iba a hacer algo "inolvidable". “Un día todo el mundo va a repetir mi nombre y recordarlo. Voy a hacer algo que va a cambiar el sistema“, dijo hace unos meses.
sábado, 28 de marzo de 2015 20:03
sábado, 28 de marzo de 2015 20:03
La advertencia fue clara. "Un día todo el mundo va a repetir mi nombre y recordarlo. Voy a hacer algo que va a cambiar el sistema", dijo hace unos meses Andreas Lubitz, el copiloto que según las primeras pericias el martes estrelló deliberadamente contra los Alpes franceses un avión de Germanwings con otras 149 personas abordo. Quien recordó aquella frase es una azafata de 26 años entrevistada por el diario sensacionalista Bild, el más leído de Europa. En aquel momento "no entendí lo que quería decir”, confesó la azafata, que durante unos meses de 2014 habría tenido una relación sentimental con Lubitz cuyos restos fueron localizados ayer por las cuadrillas de rescate.

La entrevistada por Bild no es sin embargo la última novia de Lubitz, una docente de apellido Goldbach con quien convivía en su departamento de Düsseldorf. El diario Tagesspiegel descubrió que el copiloto había encargado hace unas semanas dos autos Audi, uno para él y otro para su novia, en una concesionaria local. Al parecer ambos tenían planes de boda para el 2016, pero según algunas versiones ella lo habría dejado incluso un día antes del accidente.

De acuerdo a fuentes de la investigación citadas por medios alemanes, el novato copiloto de 27 años sufría de trastornos psicosomáticos y depresión y estaba siendo tratado por varios psiquiatras y neurólogos. En su casa se habrían encontrado gran cantidad de psicofármacos, aunque no drogas. El día de la tragedia, Lubitz estaba de baja médica por razones desconocidas, pero no informó a la empresa (en Alemania es responsabilidad del empleado), lo ocultó a sus colegas e igual fue a trabajar. Ayer, el diario The New York Times reveló que Lubitz también sufría de graves problemas de visión. Esos antecedentes médicos eran incompatibles con su gran pasión, que era volar.

Fuente: Clarín

Comentarios