Cambio climático

El Agujero de ozono en Antártida es el cuarto más grande de la historia

Así lo informó hoy la Agencia Meteorológica de Japón (JMA) que indicó que los satélites estadounidenses permitieron observar que alcanzó los 27,8 millones de metros cuadrados el pasado 9 de octubre.
sábado, 21 de noviembre de 2015 18:56
sábado, 21 de noviembre de 2015 18:56
La Agencia Meteorológica de Japón (JMA) informó hoy que el agujero de la capa de ozono en la Antártida es el cuarto más grande de la historia y alcanzó el doble del tamaño del continente sureño. Además señaló que los satélites estadounidenses permitieron observar que alcanzó los 27,8 millones de metros cuadrados el pasado 9 de octubre.
 
La advertencia preocupa porque viene de la mano de los grandes cambios del clima que se han producido. Es que tal expansión se debe en parte a las bajas temperaturas registradas en la estratosfera sobre la Antártida, que han agravado el disminución de la capa de ozono.

El agujero en la capa aparece cada año entre los meses de agosto y diciembre debido al efecto de los clorofluorocarbonos (CFC) y otros gases nocivos. En octubre se midió y se registró el dato que preocupa ya que es el cuarto mayor tamaño registrado desde que comenzaron las mediciones en 1979 y la misma que se constató en 1998.
 
De acuerdo a lo publicado por la prensa internacional reproduciendo un cable de EFE, un estudio elaborado el año pasado por 300 científicos y avalado por la Organización Mundial de la Meteorología (OMM) y el Programa de Naciones Unidas para el Medio Ambiente (PNUMA) asegura que la destrucción de la capa de ozono está disminuyendo y que este escudo natural de la Tierra que bloquea los rayos ultravioleta (dañinos para la piel y los ojos) podría recuperarse a mediados de siglo.

Esto sería posible si se siguen aplicando las restricciones a los productos que la destruyen, como los que contienen clorofluorocarbonos.

El japonés Atsuya Kinoshita, de la oficina de seguimiento de la capa de ozono de a agencia nipona, ha advertido no obstante de que a pesar de que la presencia de los gases nocivos está disminuyendo, los cambios de temperatura propician que se extiendan ampliamente dañando la capa de ozono, según recogió la cadena pública NHK.


Comentarios

Otras Noticias