Tensión

Timerman habló sobre EE.UU.: "los intereses no son los mismos y hay que aprender a discutirlos"

El canciller argentino expresó que ambos países 'tienen una relación distinta' y que 'Hay que aprender a convivir con los problemas'.
domingo, 28 de septiembre de 2014 11:37
domingo, 28 de septiembre de 2014 11:37
La relación entre Argentina y Estados Unidos alcanzó uno de sus picos máximos de tensión en las últimas semanas, luego de que el gobierno nacional amenazara con echar a su embajador por haber pedido que el país "salga del default lo antes posible". Pero ahora el canciller Héctor Timerman salió a poner paños fríos a la discusión.

"A veces, los intereses no son los mismos y hay que aprender a discutirlos y a resolverlos, si se puede. Y si no se pueden resolver, hay que aprender a convivir con problemas que no se pueden resolver", señaló el funcionario.

A continuación, recordó: "Ningún país decide solo la relación con el otro, es un tango que se baila de a dos. Tenemos la relación que podemos tener con Estados Unidos y ellos tienen la que pueden tener con nosotros".

Pese a que fue él mismo quien recibió al encargado de negocios norteamericano, Kevin Sullivan, y advirtió que podría echarlo del país por sus declaraciones, Timerman prosiguió: "Tenemos mucha cooperación en distintos ámbitos y en otros no tenemos tanta cooperación o tenemos una visión distinta".

"Esa misma relación que tenemos con Estados Unidos la tenemos con otros países", insistió, en una entrevista concedida al diario Página 12 desde Ginebra, donde se encuentra para seguir los debates por la creación de un marco regulatorio anti-holdouts.

Hace diez días, Kevin Sullivan –embajador interino de los Estados Unidos hasta tanto se designe un encargado para la sede diplomática– fue convocado por el gobierno argentino para trasmitirle el "profundo malestar" que provocaron sus declaraciones de que el país está en default. "Los dichos sobre un supuesto default por parte del diplomático no tienen ningún asidero fáctico, sino que coinciden con la postura de los fondos buitre en contraposición con los intereses del 92.4% de los acreedores que han aceptado la reestructuración de la deuda", señaló la Cancillería en aquel momento.

Comentarios