México

"Harley Circus", el circo que se convirtió en una pesadilla para los animales

La Procuraduría Federal de Protección al Ambiente (Profepa) de México multó al circo con una suma millonaria por torturar a los animales. Entre otras cosas le sacó los dientes a un oso y a dos felinos.
martes, 05 de agosto de 2014 19:42
martes, 05 de agosto de 2014 19:42
Las autoridades ambientales de México impusieron una multa por 700,488 pesos  a la compañía circense "Harley Circus", que mutiló el maxilar inferior de un oso negro llamado "Invictus", al cual le fue restaurada la mandíbula y se encuentra en recuperación. La Procuraduría Federal de Protección al Ambiente (Profepa) señaló que esta multa se le aplicó al "Harley Circus", en la población de Dzidzantún, en Yucatán, después de una investigación en su contra "por acciones graves contrarias al trato digno y respetuoso a ejemplares de vida silvestre".

La dependencia explicó que se sancionó al circo debido a que no contaba con un plan para el manejo de animales silvestres, entre estas de especies exóticas, además de carecer de la documentación que demuestre la procedencia legal de un oso, dos felinos y tres monos araña. Asimismo, La Profepa revocó la autorización que se le había otorgado a esta empresa por lo cual este circo "no deberá seguir exhibiendo ejemplares de vida silvestre en sus presentaciones".
 
También se decidió el decomiso definitivo de todos los animales citados los cuales fueron entregados al refugio de vida silvestre Zoológico Pachuca, y al Parque Zoológico el Centenario ubicado en Mérida Yucatán. La dependencia recordó que en marzo pasado se decomisó a este circo un oso negro, dos felinos (un tigre de bengala y un león africano) así como tres monos araña, "los cuales presentaban un evidente estado de maltrato".
 
El personal de Profepa encontró que al oso negro se le había extirpado el maxilar inferior, lo que lo imposibilitaba ingerir alimento sólido y presentaba pérdida de pelo (alopecia). El tigre de bengala (Panthera tigris) presentó disfunción en sus extremidades y un león africano (Panthera leo) no contaba con garras, colmillos y marcajes correspondientes, mientras que a los tres ejemplares de Mono Araña (Ateles geoffroyi) les habían sido extirpados las garras y colmillos.
 
El oso bautizado como "Invictus" fue trasladado al Bioparque Convivencia Pachuca donde comenzó su recuperación y el pasado 19 de julio un grupo de cirujanos y veterinarios lograron implantar un maxilar de titanio. "Invictus" actualmente se encuentra en recuperación y ha logrado recuperar la movilidad para consumir alimentos y agua y después de su rehabilitación será trasladado a el santuario The Wild Animal Sanctuary en Denver, Colorado, el santuario más grande del mundo.

Fuente: www.20minutos.com.mx

Galería de fotos

Comentarios