Guerra

Franja de Gaza: Se espera una tregua de 72 horas

El gobierno israelí no reaccionó de inmediato y volvió a enviar avisos de alerta para que se evacue Ciudad de Gaza. En cambio, el vocero de Hamas en Gaza, Sami Abu Zuhri, confirmó casi al instante que ellos y todas las fuerzas palestinas apoyarán la tregua.
viernes, 1 de agosto de 2014 08:15
viernes, 1 de agosto de 2014 08:15
El gobierno de Estados Unidos y la ONU, anunciaron una tregua desde las 8 de la mañana del viernes (2 hora de Argentina) y "durante ese tiempo las fuerzas en el terreno se mantendrán en su lugar". Así lo informaron a través de un comunicado difundido por el secretario general de la ONU, Ban ki-Moon, y el secretario de Estado norteamericano, John Kerry a través de las redes sociales.

Esto significa que durante el cese al fuego, Israel no retirará a sus soldados de la Franja de Gaza y mantendrá ocupado el 44% de ese pequeño territorio palestino.

"Este cese de fuego es crítico para darle un muy necesitado respiro a los civiles inocentes. Durante este período, los civiles en Gaza recibirán la ayuda humanitaria que necesitan y tendrán la oportunidad de realizar tareas vitales, como enterrar a sus muertos, cuidar a los heridos y almacenar comida", explicaron los diplomáticos.

"Delegados israelíes y palestinos -agregó el texto- viajarán inmediatamente a El Cairo para entablar negociaciones con el gobierno de Egipto (...) con el objetivo de alcanzar un cese al fuego durable".
El comunicado también sostiene que el representante de la ONU en Jerusalén, Robert Serry, "recibió garantías" de todas las partes involucradas.

El gobierno israelí no reaccionó de inmediato, aunque volvió a enviar avisos de alerta para que se evacuen partes de la sobrepoblada Ciudad de Gaza.

En cambio, el vocero de Hamas en Gaza, Sami Abu Zuhri, confirmó casi al instante que ellos y todas las fuerzas palestinas apoyarán la tregua de 72 horas "mientras el otro lado también cumpla con ella", informó la agencia de noticias Europa Press.

Horas antes, el primer ministro israelí, Benjamin Netanyahu, había anunciado en conferencia de prensa que su gobierno "estaba determinado a terminar esta misión, con o sin tregua", en referencia al objetivo inicial de la ofensiva: destruir todos los túneles construidos por Hamas para infiltrarse y atacar a su país.

Después, el jefe de las Fuerzas Armadas israelíes, el general Sami Turgeman, explicó a la cadena de noticias BBC que sus hombres ya habían "neutralizado entre el 70 y el 80% de los túneles ofensivos de Hamas". "Tomará unos días completar la misión", pronosticó.

Pero la declaración de una tregua también había sido precedida por un día de denuncias y advertencias por la dramática situación humanitaria que se vive en la franja tras 24 días de ataques.
Según el Ministerio de Salud de Gaza, al menos 1.443 palestinos han muerto por la ofensiva israelí y 8.265 han resultado heridos, dos cifras que superan el saldo de víctimas de las últimas dos ofensivas israelíes contra la franja.

Del lado de Israel, en tanto, ya murieron 56 soldados y más de 100 resultaron heridos en combate, mientras que tres civiles -uno de ellos un trabajador tailandés- fallecieron por los más de 2.600 cohetes lanzados por Hamas y otras milicias palestinas desde la franja.

En la primera ofensiva contra Gaza, en 2009, 1.417 palestinos y 13 israelíes fallecieron, según el Centro Palestino para los Derechos Humanos y el Ejército israelí. En la segunda, en 2012, unos 200 palestinos murieron y no hubo víctimas israelíes.

Otra cifra que fue ampliamente superada con la actual operación "Filo Protector" fue la de los civiles desplazados.

La agencia de la ONU para los refugiados palestinos, la UNRWA, informó hoy que alrededor de 250.000 palestinos tuvieron que abandonar sus casas y, entre ellos, unos 236.000 buscaron refugio en unas de sus 86 escuelas y edificios.

En 2009, la invasión obligó a poco más de 120.000 palestinos a abandonar sus casas y convertirse en desplazados, según el Consejo Noruego de Refugiados, una organización que asesora a la ONU.
Ante tamaña situación humanitaria, el presidente de la Autoridad Nacional Palestina (ANP), Mahmud Abbas, declaró a la Franja de Gaza "área de desastre humanitario" y urgió a la comunidad internacional a proteger y proveer asistencia a sus habitantes.

En una carta enviada al secretario general de la ONU, Ban Ki-moon, el dirigente palestino acusó a Israel de cometer crímenes de guerra y exhortó al organismo a que presione a las instituciones internacionales para que destinen ayuda de emergencia.

Por su parte, en una declaración de inusual dureza, la Alta Comisionada de Naciones Unidas para los Derechos Humanos, Navi Pillay, acusó a Israel de cometer crímenes de guerra y le recordó a Tel Aviv que como "fuerza ocupante" tiene la obligación de garantizar la vida de los palestinos.

"Atacar hospitales viola la ley internacional, la cuarta Convención de Ginebra y es un crimen de guerra. Pero no sólo eso, como fuerza ocupante, Israel tiene la obligación de ofrecer asistencia médica", afirmó Pillay en una conferencia de prensa.

La alta comisionada también recordó que pese a que la UNRWA "alertó 17 veces a Israel sobre la localización exacta de las escuelas, el Ejército bombardeó ayer de nuevo una de ellas".

Además, la agencia de noticias palestina Maan, informó hoy que al menos nueve periodistas locales ya han muerto y las oficinas de la cadena qatarí Al Yazira, la agencia de noticias estadounidense Associated Press y de un colabodor de EFE fueron destruidas por los ataques israelíes contra Gaza.

El dramatismo de la situación en quedó expuesto nuevamente esta semana cuando el vocero de la UNWRA, Chris Gunness, un hombre con años de experiencia en el cargo, se echó a llorar durante una entrevista en vivo con Al Yazira.

"Se les niegan sus derechos a los palestinos, incluso a sus hijos, es terrible", aseguró y comenzó a llorar, según reprodujo la agencia de noticias DPA.

"La UNWRA está totalmente desbordada en Gaza, estamos al borde del colapso, matan a nuestros compañeros, nuestros refugios se desbordan", escribió más tarde Gunness en su cuenta de Twitter. "¿Dónde acabará todo esto?".

Fuente: Télam

Comentarios