Sorpresa

Rosalía Lombardo, la nena embalsamada, hace 94 años, que abre y cierra los ojos

El estado de conservación no es lo que más llama la atención en quienes visitan la catacumba donde se encuentra el cuerpo, sino que la nena sigue abriendo sus ojos al menos una vez al día.
miércoles, 11 de junio de 2014 09:32
miércoles, 11 de junio de 2014 09:32
Rosalía Lombardo tenía dos años cuando murió a causa de una neumonía en 1920 y fue embalsada conforme a una innovadora y duradera técnica que mantuvo su cuerpo en perfecto estado. Sin embargo el estado de conservación no es lo que más llama la atención en quienes visitan la catacumba donde se encuentra el cuerpo, sino que la nena sigue abriendo sus ojos al menos una vez al día.

El químico Alfredo Salafia fue el prefesional que logró momificar el cuerpo de Rosalía a pedido de su propio padre. La momia se encuentra en la Capilla de los Niños de las Catacumbas de los Capuchinos de Palermo, en Italia, lugar donde fue trasladado por primera vez y en donde todavía permanece. Allí se la puede observar reposando en un ataúd de madera con cubierta de vidrio para que la gente la visite.

A los expertos siempre les llamó la atención el estado intacto y la perfección del cuerpo, por lo que decidieron filmarla las 24 horas. Para sorpresa de todos, se dieron cuenta que la nena abre y cierra los ojos por lo menos una vez al día. Según los especialistas el fenómeno sería producto de la humedad, lo que genera las variaciones en sus ojos.

 

Fuente: La Capital

Comentarios