Brasil

Lo detuvieron por manejar mal y en su celular descubrieron que había cometido un crimen

El 24 de noviembre los policías detuvieron en Goiania a un joven de 16 años por "conducción peligrosa" de su motocicleta. Entre sus pertenencias, los agentes hallaron un celular, y al registrarlo encontraron esas impactantes imágenes.
miércoles, 3 de diciembre de 2014 08:26
miércoles, 3 de diciembre de 2014 08:26
Las imágenes son fuertes, impactan por el hecho de mostrar a una persona que no cree ni se imagina lo que le va a pasar. Se lo ve algo inquieto, mientras sus futuros asesinos lo amenazan a bordo de su propio auto. Llegan a una zona rural, lo hacen bajar y tras un forcejeo, lo ejecutan de varios disparos. Se pasan el arma, para que todos participen de la locura.

Ese crimen ocurrió en Brasil, pero estaba oculto en un celular. Hasta que un giro del destino lo llenó de luz. Al detener a un adolescente por una contravención, la Policía Militar de Brasil resolvió el al descubrir en su celular la filmación de la ejecución de un joven.

Según informaron medios de ese país, durante la noche del lunes 24 de noviembre los policías detuvieron en Goiania a un joven de 16 años por "conducción peligrosa" de su motocicleta. Entre sus pertenencias, los agentes hallaron un celular, y al registrarlo encontraron esas impactantes imágenes, con la filmación del crimen de un adolescente llamado Marcos Vinicius Monteiro Caixeta, de 18 años, que llevaba varios días desaparecido.

Ante esa prueba contudente, el detenido terminó confensando el hecho, que ocurrió el sábado 22 de noviembre, aunque sin explicar los motivos. "Sí, yo lo maté, porque algunos matan y otros mueren", dijo.

En el video, que tiene partes editadas para evitar mostrar las partes más fuertes, se muestra a la víctima que es trasladada en su propio auto por el asesino y otros dos cómplices, que durante el viaje le dicen que lo van a matar.

La policía indicó que la principal hipótesis es que Marcos había denunciado a un criminal, razón por la cual su banda lo asesinó.

Fuente: Clarín

Comentarios